Belleza

Tips para limpiar y ordenar tu neceser de maquillaje

Aprovechá para que tus estuches y productos queden más prolijos

lunes 22 de junio de 2020 - 7:09 am

Es un buen momento para organizar y limpiar tus estuches de maquillaje y deshacerte de los gérmenes que allí pueden encontrarse. Para ello, seguí estos pasos:

Paso 1: tirá

Eliminá aquello que no usas. Hacelo con calma, si tendés a acumular mucho, organiizalo por categorías: paletas, lápiz de labios, rubor, cremas, etc.

Separá por fundamentales (productos que usás tres o cuatro veces por semana y que siempre reponés), homenajes (cosas que sacas cuando querés probar algo nuevo o dar un capricho). Dejá de lado los que sean de compras compulsivas de las que te arrepientís, regalos que no usás y equivocaciones cosméticas que solo te dan disgustos.

Mirá la fecha

Comprobá la indicación de caducidad de tus tratamientos faciales, bálsamos labiales u otros productos con ingredientes activos y respetala, aunque aún no estén abiertos. Lo mejor que te puede ocurrir es que no te hagan efecto, y lo peor, que te salgan reacciones o quemaduras por no protegerla bien de los rayos ultravioleta. Si no ves la fecha, un indicador puede ser el cambio de color o textura.

Paso 2: limpiá

Pasá un paño húmedo por los cajones y neceseres. Luego, limpiá tus brochas: poné un poco de acondicionador y enjuagalas con agua caliente sin mojar la parte metálica. Repetí la operación con shampoo. Deejalas secar sobre una toalla. También puedes utilizar un spray limpiador de brochas.

También podés cortar los bordes estropeados de tus barras de labios–aprovechá para mirar si tienen golpes o si han perdido color–, limpiar espejos y deponer cada perfilador con su tapa.

Paso 3: Organizá

Si metés en un cajón todos los cosméticos del mismo tipo –por ejemplo, productos capilares–, te será más fácil encontrar rápidamente lo que más usas.

Es normal que por las mañanas no tengas tiempo de volver a poner cada cosa que usás en su sitio. Andá acumulándolo todo en una canasta y vaciala una vez por semana.

Para empezar a sacar partido a todos tus cosméticos, dejá los que menos usás a la vista. Pero nunca cerca de la ventana, los rayos del sol pueden estropear tus productos.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS