Economía

Las claves del juicio contra YPF: quiénes están detrás, cuándo se define y por qué monto

Matías Ferrari

Jefe de Redacción en Nexofin. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Social (UBA).

Dialogamos con Sebastián Maril, director de Research for Traders, para entender la magnitud que implicaría para la Argentina perder este juicio millonario, generado tras la reestatización de YPF en 2012

domingo 14 de junio de 2020 - 10:07 am

La reciente decisión de la jueza del Segundo Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska, de desestimar el pedido del Estado argentino de continuar el proceso judicial en Buenos Aires, dejó al país más cerca de tener que afrontar un gran desembolso ante el reclamo de los fondos de inversión Burford Capital y Eton Park, que compraron los derechos de litigio contra la Argentina por la expropiación de YPF.

Para conocer los detalles de este caso, Nexofin se comunicó con Sebastián Maril, director de Research for Traders, quien sigue el caso de YPF desde sus inicios.

Ante la consulta de este medio sobre los tiempos que restan hasta llegar a un cierre del caso, Maril aclaró que, en el mejor escenario para Argentina, el próximo mes de noviembre la jueza Preska ya exigiría que el país se siente con los demandantes para arreglar la compensación.

Quiénes están detrás del juicio

Por otro lado, el especialista en el juicio por la reestatización de YPF explicó que entre los demandantes no se encuentran las empresas del Grupo Petersen, que fueron las que sufrieron inicialmente esta expropiación por parte del Estado argentino.

Al respecto, Sebastián Maril ahondó: “La demanda inicial de abril del 2015 explica que el fondo Prospect, que pertenece a Burford Capital, adquirió los derechos económicos de litigar contra la República Argentina porque Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, dos empresas españolas, no podían afrontar los gastos del proceso judicial contra el país e YPF ya que se encontraban en proceso de liquidación en España. Entonces, Burford Capital, la empresa más grande del mundo en financiamiento de litigios, tiene el derecho a hacer lo que hizo. Y, en ese escrito, dicen que en ningún momento las empresas Petersen de la familia Eskenazi forman parte de este juicio porque se desvincularon de las empresas en 2015. Es decir que, oficialmente, no están vinculados”.

¿Cómo podría dilatarse la definición?

Argentina va perdiendo 4-0: ya perdió en la corte inferior, perdió en la corte de Apelaciones, perdió en la Corte Suprema y volvió a perder en la Corte inferior. Ahora, Argentina seguramente va a pedir a la jueza Preska que no se expida hasta tanto no se defina un fallo en la Corte Suprema de Justicia de España sobre la supuesta ilegalidad en la venta de los derechos del juicio a Burford Capital. En sus argumentos, nuestro país dirá que si la Corte española falla a favor de Argentina, todo lo demás quedaría nulo. Pero la jueza Preska ya habló de esto, ya dictaminó sobre esto en 2016, por lo tanto no creo que ahora cambie su opinión y diga: ‘Ah, ok, esperemos hasta que el Tribunal Supremo español dicte sentencia'”, explicó Maril a este medio.

Si bien Maril da por hecho que la jueza terminará dictaminando en contra de este pedido argentino, no descarta que el mismo sea analizado, lo que extendería la definición hasta noviembre próximo, como se explicó anteriormente. Sin embargo, en caso de rechazar el próximo 19 de junio la revisión de un eventual pedido de la Argentina y decidirse por dictar la sentencia sumaria, el Estado se vería obligado a pagar con bonos reestructurados al momento de sentarse en la mesa de negociación.

¿Qué monto se vería obligado a pagar Argentina?

Sobre este punto, Maril explicó por qué el rango que la Argentina se vería obligada a pagar oscila entre 3.500 millones de dólares y los 12.100 millones de dólares.

“Burford compró el 70% de este juicio y el 75% del juicio Eton (n del R.: se trata de un caso idéntico pero iniciado originalmente por Eton Park Capital contra Argentina). De este 70% fue vendiendo el 38,75%. La última venta fue del 10%, por 100 millones de dólares, según está escrito en los últimos balances presentados por Burford el mes pasado. Allí dicen que su participación en ambos juicios puede variar entre 1700 y 9000 millones de dólares. Es importante señalar que ellos aseguran que su participación tendría este valor. Pero recordemos que hay otros tenedores de los derechos de este juicio”, comentó.

Y agregó: “Si vos extrapolás el porcentaje que tiene Burford en ambos casos y lo hacés al 100%, llegás a la conclusión de que el juicio no va a bajar de los 3.500 millones de dólares y no va a superar los 12.100 millones de dólares”.

Maril luego explicó que estos valores tan dispares se explican a partir de cuatro fórmulas diferentes para calcular la compensación: “A este número llegás a partir de fórmulas matemática realizadas por Burford que incluye el valor de venta de Repsol por el 51% de las acciones, que fue de 5.000 millones de dólares. Otro factor para llegar a estos valores es cuánto reclama Eton Park Capital, que en su demanda pone el valor de 495 millones de dólares por su parte. En tercer lugar, toman como referencia la última venta de derechos del juicio realizada en el mercado secundario, que fue de 100 millones de dólares por el 10%. Por último, el estatuto de YPF te dice cuánto tiene que valer en caso de que ocurran estos casos: dice exactamente que, en caso de expropiación YPF debería pagar una fórmula que está en el artículo 7 inciso G de su estatuto, cuyo resultado te da 9000 millones de dólares. Por eso el rango de cuánto puede llegar a tener que pagar Argentina por este juicio es tan amplio”.

COMENTARIOS