Alimentación

Por qué en una dieta no alcanza solo con contar las calorías

Qué es lo más importante a la hora de un régimen para bajar de peso

domingo 21 de junio de 2020 - 7:30 am

Para perder peso, hay que tener un deficit calórico, así piensa la mayoría de la gente y es la fórmula para perder peso más estanderizada en el mundo de las dietas. Y aunque es verdad que el balance calórico es importante, no es el único factor para tener en cuenta.

Las calorías de las proteínas no son iguales a las de los carbohidratos. La forma de digerirlas son completamente diferentes. Las del alcohol son las más vacías, mientras que las de grasas pueden ser muy bien aprovechadas.

La nutrición requiere personalización y atención a los detalles. Si solo las calorías son las protagonistas, los efectos desaparecerán tan pronto como la dieta termina. El efecto yo-yo.

Es obvio que si solo comés un par de huevos, dos hojas de lechuga y un pomelo, tarde o temprano vas a adelgazar. Pero las dietas radicales no son sostenibles, no crean adherencia, ni educan el comportamiento dietético, es decir, nuestra forma de comer. Tampoco funciona el régimen que asegura que adelgazarás sin importar lo que comas; siempre y cuando te mantengas en el rango de calorías asignado.

Las calorías son solo el valor energético de un alimento. No tiene nada que ver con su calidad o aporte nutricional. Nuestro cuerpo no asimila todos los alimentos de la misma manera aunque tengan el mismo nivel calórico.

Existen alimentos con muchas calorías y pocos nutrientes, y otros que, aunque tengan un bajo aporte calórico, son grandes fuentes de nutrientes, tales como proteínas, minerales, vitaminas, carbohidratos, fibras, etc. Estos son las carnes, huevos, verduras, semillas, nueces, frutas, etc.

Por otro lado, contar calorías no es fácil y tampoco exacto. Tan solo contar las de un tomate puede ser complicado, pues existen muchas variedades, diferentes tamaños, colores, cosechas y formas de prepararlos. Además, contar las calorías que son quemadas durante el día es todavía más difícil.

Por qué no funcionan las dietas basadas exclusivamente en calorías

– En una dieta baja en calorías se pierde músculo, energía y nutrientes. Un régimen de adelgazamiento debe estar personalizado para no carecer ningún nutriente y pueda ser mantenido en el tiempo, que la bajada de peso sea gradual y no abrupta para perder grasa y no músculo.

– No educan en hábitos alimenticios y crean exceso de ansiedad por la pobre ingesta de energía.

– Favorecen el efecto yo-yo, Al retomar los hábitos alimenticios anteriores el cuerpo reserva el exceso en forma de grasa por si hubiera otra escazez. Puede incluso comer peor antes de ponerse a régimen.

– Se crean obsesiones.

– Favorecen preferencia por lo fácil. El esfuerzo para cambiar un estilo de vida se ve mermado por la promesa de productos asequibles bajo en calorías “light” “bajo en grasa” y la práctica de dietas basadas en batidos.

Fuente: La cocina sana

COMENTARIOS