Salud

Cómo aliviar los sofocos en la menopausia

Qué podés hacer para sobrellevarlos de mejor manera

sábado 20 de junio de 2020 - 7:43 am

El sofoco es uno de los síntomas más conocidos de la menopausia, es como una oleada de calor que desde el pecho sube hasta la cabeza, haciendo que se enrojezca la zona del escote, el cuello y la cara. También puede notarse un aumento de temperatura en todo el cuerpo.

Además, puede provocar otras molestias como sudoración, taquicardia y problemas de sueño. Dura entre 2 y 5 minutos. La etapa durante la cual se sufren suele durar entre 2 y 5 años de media después de la llegada de la menopausia.

No se sabe exactamente cuál es la causa, aunque está claro que tiene relación con los cambios hormonales durante esta etapa, que es cuando se da un descenso drástico de estrógenos, las hormonas femeninas. También pueden deberse a cambios en el sistema nervioso central, concretamente, al aumento de la norepinefrina, una catecolamina que influye en la termorregulación. Aunque no debemos descartar un problema de tiroides.

Cómo aliviarlos

– Evitá el calor. Tanto en lugares cerrados o llenos de gente como en lo que tomes, ya sean comidas o bebidas.

– Vestite “por capas”. Ponete varias prendas ligeras para poder quitártelas y ponértelas y así regular con ella la temperatura.

– Tejidos naturales. Usá prendas de algodón o de otros tejidos naturales, que permiten transpirar bien.

– Abanico. Llevá uno para aliviarte cuando notes la subida del calor.

– Revisá lo que comés y bebés. Un exceso de comidas grasas, ácidas, especiadas o picantes y/o las ricas azúcares refinados favorecen la aparición de sofocos. Evitá el alcohol y bebé mucha agua.

– Procurá estar en tu peso. Los estudios han visto que los kilos de más acentúan los sofocos.

– Tomátelo con calma. El estrés los agrava, así que mejor asumirlos con naturalidad. Si te cuesta, el yoga,la meditación y los ejercicios de relajación pueden ayudar.

Si se sufren con frecuencia –más de siete al día– es recomendable comentarlo con el médico porque pueden ser síntoma de que los niveles hormonales son muy bajos y se corre riesgo de sufrir osteoporosis o problemas cardiovasculares.

Fuente: Clara

COMENTARIOS