Copa Italia

Juventus empató sin goles ante Milan y es el primer finalista de la Copa

Por el gol de visitante que consiguió en la ida jugada en San Siro (1-1), la Vecchia Signora accedió al partido definitorio. Su rival, saldrá del cruce entre Nápoli e Inter

viernes 12 de junio de 2020 - 12:09 pm

Paulatinamente, el fútbol comienza a rodar en el Viejo Continente y una de las competencias que se reanudó esta tarde fue la Copa de Italia.

Correpondiente a la vuelta de las semifinales, la Juventus y el Milan igualaron sin goles y ,tras el 1-1 en el San Siro hace unos cuatro meses, la Vecchia Signora jugará el partido definitorio para quedarse con el trofeo del campeonato nacional.

Ya desde el arranque del partido, el anfitrión fue superior. Con un Paulo Dybala enchufado, el ataque de los dirigidos por Maurizio Sarri fue frenético y la defensa del elenco milanés jamás pudo descifrar los movimientos del frente ofensivo local.

De tanto pisar el área, Juventus tuvo la oportunidad de romper el cero a los 15 minutos ya que, con ayuda del VAR, el árbitro cobró un penal a favor de la Vecchia Signora por una clara mano de Conti dentro del área. El portugués Cristiano Ronaldo se hizo cargo de la pena máxima, pero entre Gianluigi Donarumma y el palo derecho evitaron la caída del arco.

Exactamente 16 segundos después del remate estrellado en el palo, se produjo una acción que marcó un antes y un después en el desarrollo del partido: Ánte Rebic fue a buscar una pelota con la pierna muy alta y se encontró con el pecho de Danilo, que quedó revolcándose en el piso del dolor.

A pesar de que era el Milan el que se quedó con uno menos, la expulsión pareció enfriar a la Juve, quizás también por no haber aprovechado la clara ocasión desde los doce pasos en los pies del artillero luso. Con el local arremetiendo y el visitante aguantando, el primer tiempo se iba a expirar y terminaría en un 0-0 que, por el momento, le servía a los de Sarri.

El complemento continuó con la tónica con la que se terminó la primera etapa: la Vecchia Signora con la pelota intentado encontrar los espacios y el cuadro de Stefano Pioli, que tuvo que jugar casi una hora con un jugador menos, replegado en busca de capitalizar alguna contra que le de el pase a la siguiente instancia.

Con el correr de los minutos, y también por la falta de ritmo en los jugadores, el partido se fue achatando y la Juventus levantó un poco el pie del acelerador ante un Milan que jamás estuvo metido en el pleito.

Casi sin complicaciones, los minutos pasaron y con el 0-0 final, la Juve consiguió el boleto a la final por el 1-1 del partido de ida que se había disputado hace cuatro meses en el estadio San Siro.

Este sábado, por el otro lado del cuadro, se verán las caras Napoli e Inter en el estadio San Paolo. El cuadro del Sur se impuso por 1-0 en el primer duelo y va con esa ventaja al Giuseppe Meazza.

COMENTARIOS