Ruta del dinero K

Corrupción K: el viaje secreto de dos fiscales españoles a Buenos Aires para investigar sobornos

El fiscal Juan Pavia Cardell viajó en enero a Buenos Aires con su colega Ana Cuenca para investigar presuntos pagos de coimas de ejecutivos españoles a funcionarios kirchneristas.

viernes 12 de junio de 2020 - 9:00 am

Según relató este jueves LA NACIÓN,  dos fiscales españoles realizaron un viaje secreto de cinco días a Buenos Aires para investigar la causa de los Cuadernos. En su visita, según relata el medio, recorrieron la ruta de las coimas y se llevaron copias del expediente.

Ahora, ya desde en Madrid, los fiscales Ana Cuenca y Juan Pavía Cardell acusaron a los exdirectivos de la constructora Isolux en España de haber enviado a nuestro país, entre 2008 y 2015, el dinero con el que se pagaron sobornos para que la compañía se quedara con la obra de la central térmica de Río Turbio, en Santa Cruz.

Durante su breve estadía, Fabiana León, la fiscal que prepara el juicio oral por los cuadernos de las coimas, recibió diariamente a los españoles en su despacho de Comodoro Py y les hizo un “tour de la corrupción” por la ciudad. Los esperó con un power point en el que armó una linea de tiempo de la historia argentina reciente, que incluía un recorrido por las causas de corrupción que incriminan al gobierno kirchnerista y por los funcionarios K procesados o presos, como Julio de Vido, José López, Norberto Baratta, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

Así llegaron hasta los cuadernos y la fotografía de Roberto Baratta con el bolso -supuestamente con dinero- en la puerta del edificio de Isolux. 

Según publicó el diario español El Mundo, la demanda presentada por la Fiscalía Anticorrupción de España sostiene que, entre 2008 y 2015, Isolux habría abonado hasta 19 pagos por 300.000 dólares que, aunque efectuadas por empleados de la compañía en Argentina, fueron autorizadas por la matriz en España. 

Entre los empresarios acusados de transferir periódicamente los fondos necesarios para las erogaciones se encuentra Juan Carlos de Goycoechea, el representante legal de Isolux.

La declaración de De Goycoechea como “arrepentido” hundió a los ejecutivos españoles. “El dinero venía desde España y yo lo retiraba de diferentes ‘cuevas’ financieras en el microcentro. Obviamente no eran transferencias en blanco. Pude reconstruir algunos de los lugares de donde se retiraba el dinero que me enviaban desde España y que yo le entregaba a Baratta”, afirmó ante la Justicia argentina. Además, dio nombres de los españoles que ordenaron los pagos y la dirección de las cuevas financieras.

Con estos elementos que recibieron de la justicia argentina, los fiscales españoles acusaron esta semana a al expresidente de Isolux, Luis Delso; al exvicepresidente, José Gomis, y a los que ocuparon el cargo de consejero delegado y director financiero en aquellos años.

La querella se dirige exclusivamente contra los responsables de Isolux en España entre 2008 y 2015, y no contra los argentinos responsables de la sucursal, ya que estos se encuentran procesados a la espera del juicio en Buenos Aires.

COMENTARIOS