Alimentación

Qué diferencia hay entre crema hidratante y sérum

Cuál es la función de cada producto y cómo usarlos

viernes 19 de junio de 2020 - 7:02 am

A la hora de elegir los productos de nuestra rutina para cuidar el rostro, nos encontramos con muchas opciones que pueden confundirnos. A continuación, las respuestas a las dudas sobre si comprar un sérum o crema, sus principales diferencias y usos.

Cremas hidratantes

Están pensadas para proteger y reforzar la acción principal de la piel, prevenir agresiones del exterior, mantener la piel humectada y sin sensación de tirantez. Además suavizan las líneas de expresión para que no se formen arrugas.

Son el producto más común de las rutinas de belleza. Podemos encontrar cremas con fórmulas pensadas para potenciar propiedades específicas, como propiedades hidratantes, calmantes, seboreguladoras, nutritivas, regeneradoras, redensificantes, despigmentantes, reafirmantes, entre otras.

Seguí estos consejos para elegir la mejor para tu rutina facial:

– Las cremas con texturas ligeras y más líquidas son recomendables para pieles mixtas con tendencia a grasosas.

– Las nutritivas con textura más espesa están recomendadas para pieles secas que necesitan más flexibilidad.

– Otras poseen un efecto empolvado que aportará suavidad y un efecto de piel de durazno. Son excelentes para pieles maduras, grasas y mixtas, pues regulan la secreción de sebo y aportan una textura mate sin resecar.

– Las cremas con color permiten unificar el tono de la piel y corrigen imperfecciones y manchas.

Tené en cuenta que algunas están pensadas para aplicarse de día o de noche. Las día ofrecen un tratamiento para mantener la piel cómoda, protegida y flexible a lo largo de la jornada. Además, suelen tener protección solar.

Las de noche tienen una acción más regeneradora, son más nutritivas y, en algunos casos, poseen principios activos con ácidos, por lo que hay que lavarlas muy bien antes de exponerse a la luz del sol. También podés encontrar cremas que se pueden aplicar por la mañana y por la noche.

Sérums faciales

Son productos cosméticos que se desarrollaron con el objetivo de aumentar la eficacia de la crema hidratante y llegar a un nivel más profundo de la piel.

Existen reafirmantes, hidratantes, antimanchas, antiarrugas, regeneradores, redensificantes y más propiedades. Otros cuentan con una textura aceitosa pensada para reponer los lípidos, por lo que son beneficiosos en pieles secas.

Es uno de los productos más versátiles por su textura y su modo de aplicación. Su textura ligera permite su aplicación durante el día y la noche. Puede complementarse con cremas hidratantes, pero estas deben ser adecuadas para no saturar la piel ni aportar más grasa. Existen diferentes formas de aplicarlo:

– Si lo aplicás durante la noche, podés usarlo solo para disfrutar de una sensación fresca y ligera. Este modo de aplicación es más recomendable para pieles mixtas o grasosas. Para las secas, podés usar también una crema hidratante.

– Si lo aplicás durante el día, podés complementarlo únicamente con una crema solar. Es un tratamiento ligero ideal para el verano y para las pieles con tendencias a ser grasosas.

– Asimismo, podés aplicarlo antes del maquillaje para dar un efecto lifting.

En cualquier caso es muy importante dosificarlo para proporcionar a la piel la cantidad adecuada de principio activo.

Diferencias entre ambos

– Los sérum son más ligeros, libres de lípidos.

– Los sérums tienen mayor capilaridad, penetran en capas más profundas donde la crema no llega.

– La fórmula de los sérums contiene una mayor concentración de principios activos, lo que los hace más efectivos que las cremas.

– Aunque el sérum hidrata, no sustituye a las cremas hidratantes, cuyos efectos para mantener la piel humectada son más potentes.

No obstante, es muy importante que un especialista que te asesore y te recomiende correctamente para que actúen en armonía y evitar colapsar la piel o provocar acné cosmético.

Fuente: Un cómo

COMENTARIOS