Economía

Sigue el “efecto Vicentín”: nuevo desplome de acciones argentinas en Wall Street

Siguiendo la tendencia de los mercados internacionales y aún buscando reponerse del cimbronazo que representó la intervención de Vicentin, la renta variable local volvía a operar en rojo.

miércoles 10 de junio de 2020 - 1:08 pm

Tanto la sociedad como la economía argentina continúan asimilando el cimbronazo que representó la expropiación de la cerealera Vicentín por parte del Gobierno Nacional. Irremediablemente, la medida de intervenir la firma agroexportadora repercutió en las acciones de las compañías locales que llegaron a percibir una caída de hasta el 7% en Wall Street.

Luego del retroceso registrado el martes, la jornada del miércoles continúa con el hundimiento de acciones arrastradas nuevamente por las correcciones que exhiben los principales mercados financieros internacionales. Además, se suma la incertidumbre en torno a la falta de novedades para la reestructuración de la deuda, lo que deja a los activos locales limitados a seguir la tendencia externa.

En Europa como en Wall Street la tendencia era mayormente negativa. En el viejo continente las Bolsas cedían hasta 1,2%, lideradas por el Ibex español. En Nueva York, en tanto, las pérdidas llegaban hasta 0,8% y estaban encabezadas por el Dow Jones. Aunque allí también se destacaba un nuevo avance del índice tecnológico Nasdaq, que trepaba 0,5% y volvía a superar los 10.000 puntos tras haberlo hecho ayer por primera vez.

En Wall Street, los adrs locales caen 4% en promedio y las acciones locales exhiben retrocesos de hasta 7,1% lideradas por las de Corporación América. De cerca, con una caída de 7%, las escoltan las acciones de Cresud. Mientras que con retrocesos superiores al 5% cada uno se ubican Supervielle, YPF, Central Puerto, Loma Negra e Irsa. En Buenos Aires, en tanto, también se observaba una marcada tendencia de retrocesos. La Bolsa porteña caía con selectividad este miércoles por renovadas tomas de utilidades.

La conferencia del lunes por la tarde fue lógicamente muy mal recibida por el mercado, en donde se dio a entender que se trata de un Estado que puede quedarse con aquellas (empresas) que pasen un mal momento económico o no puedan cumplir con sus obligaciones de corto plazo. Algo para nada menor y menos en el contexto actual”, analizó Portfolio Personal Inversiones (PPI) a través de un informe. “La dinámica a nivel global tampoco ayudó, y sin novedades sobre la deuda el índice medido en dólares retrocedió 4,7% hasta los 400 puntos”, agregó.

COMENTARIOS