Belleza

Cuatro aceites naturales para cuidar tu piel

Qué funciones cumplen estos productos en tu cutis

viernes 12 de junio de 2020 - 7:39 am

Hay muchos tipos de aceites naturales, pero debemos tener en cuenta algunas cosas. Es importante sobre todo ver su calidad y sus propiedades, depende del uso que deseemos darle.

Los productos naturales son más saludables que aquellos que están compuestos por química. No generan reacciones ni problemas en la piel al usarlos. Muchos de ellos tienen propiedades parecidas al sebo producido de forma natural por nuestra piel y ayudan a calmar picores y sequedad de una forma efectiva.

Rosa de mosqueta

Es uno de los mejores para regenerar la piel. Si hemos tenido problemas con alguna cicatriz o estrías por un cambio de peso, ayuda a que la piel se mantenga elástica y renovada. Además es un buen hidratante.

De almendras dulces

Es un básico e imita muy bien el aceite que produce la piel, por lo que se recomienda siempre que tengamos sequedad. Podemos sustituir las cremas hidratantes por este aceite, que además se suele usar en quienes padecen problemas como psoriasis o eccemas. Alivia la tirantez y el picor, de forma que la veremos más sanas y elástica.

De argán

Se le conoce también como el elixir de la juventud. Ideal si querés cuidar la piel y conseguir retrasar las arrugas o problemas como la sequedad. Se recomienda tener cuidado a la hora de comprarlo, ya que muchas veces se vende mezclado con otros más económicos como el de almendras, lo que resta propiedades. El aceite de argán puro es caro, pero su uso vale la pena si queremos una piel hidratada y luminosa.

De coco

Sirve para aliviar los problemas en el cuero cabelludo, ya que es de textura ligera. Si tenés sequedad o caspa se recomienda usarlo en esta zona y extenderlo por el cabello, porque además ayuda a suavizar el pelo. Verás que tu cabello y la piel del cuero cabelludo estarán mejor después de usarlo como mascarilla antes de lavarlo. Por otro lado, se puede usar en los labios como si fuese un bálsamo para hidratarlos en invierno.

Fuente: Bezzia

COMENTARIOS