Economía

Uruguay prepara medidas para atraer a varios argentinos con interés en invertir

Inmuebles y campos son los principales rubros de consulta que reciben agentes del país vecino; crecen los depósitos en dólares; creen que se concretarán cuando se pueda viajar

viernes 5 de junio de 2020 - 9:30 am

Lo que asomó en agosto del año pasado y tuvo otro impulso sobre fines de 2019 y comienzos de este año se acentuó ahora: el gobierno de Luis Lacalle Pou estaría preparando una serie de medidas con el objetivo de atraer a extranjeros que se quieran radicar en Uruguay.

La decisión del ejecutivo podría ejecutarse a través de un decreto en el que se modificarán los requisitos para obtener la residencia fiscal, de acuerdo con información del diario local, El Observador.

A partir de que se difundieran las intenciones de Lacalle Pou, varios medios dieron cuenta de una oleada de consultas sobre la posibilidad por parte de ciudadanos argentinos. Entre otras cosas, aumentaron las consultas en los colegios de Punta del Este.

Según la misma fuente, el objetivo es reactivar algunos sectores de la economía a partir de atraer argentinos de alto poder adquisitivo.

Entre las medidas que podrían ser adoptadas, señala el medio uruguayo, una sería la de reducir significativamente el patrimonio requerido para radicarse en el país, de u$s1,7 millones a 500.000 dólares.

También se podrá obtener la residencia fiscal después de vivir un mínimo de 183 días en el país, por tener allí familiares cercanos, tras demostrar que al menos la mitad de los ingresos se generan allí, entre otras modificaciones.

Además, Uruguay ofrece a los extranjeros que se quieran instalar en el país lo que se conoce como una “vacación fiscal” de cinco años, en los que no se deben pagar impuestos.

El gerente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción, Aníbal Durán, dijo al diario La Nación que reciben “multiplicidad de llamados de inversores grandes, para construir un edificio, o de pequeños, que quieren comprar unidades, para alquilar o para vivir”. Aseguró que hay interés concreto en llamadas desde Buenos Aires y otras ciudades argentinas: “El río está sonando”, grafica.

COMENTARIOS