Senado

El tenso cruce entre Cristina Kirchner y Martín Lousteau por una clave olvidada

La vicepresidenta se mostró incómoda con los problemas técnicos. Pero la realidad era otra: la mendocina Pamela Verasay nunca había recibido el mail de acceso al debate

viernes 5 de junio de 2020 - 6:50 am

Tenso momento en el Senado: la vicepresidenta Cristina Kirchner se cruzó con Martín Lousteau ​en el inicio de la sesión virtual a raíz de una senadora que tuvo problemas técnicos para conectarse.

Cuando la ex presidenta se disponía a comenzar con la sesión, pasadas las 14.30, el economista se levantó de su asiento y pidió esperar porque la senadora Pamela Verasay (UCR – Mendoza) no podía ingresar.

Algunos adujeron que se había olvidado su clave. En Juntos por el Cambio esgrimieron que no le había llegado el código de verificación. “Es mentira que se olvidó la clave”, dijeron al diario Clarín.

“Ahora buscamos a Verasay, de cualquier manera tenemos un número suficiente”, aseguró Cristina. Y siguió: “Si falta un senador es como si no estuviera sentado en el recinto”.

Lousteau, ex ministro de Economía de Cristina, redobló la apuesta y le respondió: “Es una senadora que está tratando de sentarse en la sesión y no está pudiendo, son cosas distintas”.

La discusión escaló y la vicepresidenta retomó la palabra: “La senadora informa, para que quede constancia en versión taquigráfica, informa que olvido su clave”, dijo.

Con evidentes signos de molestia, Cristina subió el tono: “Sin diálogo, no tiene la palabra senador. Reitero: cualquier senador o senadora que olvide la clave no podrá conectarse. Es como que olvidó de tomarse el auto y no pudo llegar”.

Tras el cruce con Lousteau, la presidenta del Senado dispuso un cuarto intermedio “de cinco minutos” para que Verasay pudiera conectarse.

No obstante, Cristina se mostró molesta en todo momento por los problemas técnicos. “Va a ser un día difícil”, se le escuchó decir alejada del micrófono.

Y aclaró: “De cualquiera manera anunciamos que esta votación se hará por medios electrónicos, no se hará a mano alzada, para evitar inconvenientes”.

COMENTARIOS