Viral

Anonymous filtró las tarjetas de crédito de Bolsonaro y usuarios hicieron compras masivas

Una cuenta de Anonymous filtró los datos de las tarjetas del mandatario y rápidamente muchos usuarios "aprovecharon" para comprar dispositivos electrónicos y hasta afiliarlo al partido de Lula da Silva. Sin embargo, todo tomó un rápido giro en cuestión de horas. Mirá la reacción en redes

jueves 4 de junio de 2020 - 7:11 pm

Desde la reaparición de Anonymous, con la filtración de la lista de celebridades que habrían estado relacionadas con el negocio de Jeffrey Epstein, el mayor grupo de hackers de la historia ha vuelto a convertirse en el principal tema de discusión en redes sociales.

Esta vez, sin embargo, fue porque una de las tantas cuentas que existen, Anonymous Brazil, compartió en Twitter los supuestos datos bancarios de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, y de sus hijos, así como también una serie de datos personales.

Segundos después de esta filtración, las redes se revolucionaron y muchos corrieron a comprobar si esa información era cierta. Y, a pesar de que los datos personales eran ciertos, no ha sido confirmado si las tarjetas eran efectivamente del mandatario.

Sin embargo, lo cierto es que sí eran de cuentas reales y servían para comprar artefactos online.

En, ese momento, se volvió tendencia en la red social del pajarito “iPhone 11”, por todos los usuarios que aseguraban haber adquirido ese dispositivo electrónico, que es el último modelo de los celulares Apple, y uno de los más demandados en el mercado (así como también uno de los más caros), además de otros artefactos.

También se realizaron afiliaciones irónicas de Bolsonaro al partido opositor, el PT, que lidera el ex mandatario Lula Da Silva, su principal rival político.

 

Inmediatamente Bolsonaro se dio cuenta de esto y anunció que emprenderá medidas legales contra los responsables, asegurando que fue “una clara medida de intimidación”:

“El movimiento hacktivista ‘Anonymous Brasil’ divulgó en Twitter datos del Presidente de la República y de sus familiares. Se están adoptando medidas legales para que esos delitos no queden impunes”, tuiteó el Presidente de Brasil.

Fue tanto el impacto tras el tuit del mandatario que diferentes comercios comenzaron un proceso legal y de notificación a los usuarios que malversaron dicha información. La primera empresa en salir a referirse al tema fue Falabella, quien notificó a los usuarios el inicio de una investigación a través de la Fiscalía y Policía de Investigación (PDI).

Fue entonces que las redes sociales volvieron a explotar, pero esta vez fue de esa misma gente arrepintiéndose de haber utilizado las tarjetas, mientras el resto de los usuarios se reían.

COMENTARIOS