Política

Los escándalos y denuncias que jaquean al gobernador mendocino Rodolfo Suárez

En contexto de pandemia, los reclamos en Mendoza contra la precarización laboral en el ámbito de la salud se hacen oír, así como también el regreso de la lucha contra autoridades en defensa de la ley 7722. Un panorama que pareciera avecinar un cambio en la imagen que tienen los mendocinos del gobernador

miércoles 3 de junio de 2020 - 10:33 am

Frente a la emergencia sanitaria y la crisis económica nacional, el contexto social actual argentino constituye una prueba de fuego para el desempeño de los mandatarios en sus respectivas funciones. A casi seis meses del cambio de gestión y la asunción de nuevos políticos, algunas voces se han hecho oír a lo largo y ancho del país a través de encuestas que califican -particularmente en este caso- la imagen de los gobernadores durante esta primera etapa del año.

Quien encabeza la lista del mandatario provincial con mayor imagen positiva -hasta ahora- es el mendocino Rodolfo Suárez, con un porcentaje que alcanza los 70,1 puntos y que lo coloca en el podio junto al gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, y el de Salta, Gustavo Sáenz. El informe llevado a cabo por la agencia CB Consultora Opinión Pública -correspondiente al mes de mayo- tradujo las voces de las 18.438 personas encuestadas en los resultados arrojados. Sin embargo, la pandemia y los diversos conflictos sociales y económicos registrados en el último tiempo ponen en jaque la permanencia de Suárez en el primer puesto.

Una de las principales disputas sigue recordando el conflicto con las reformas implementadas a la Ley 7722 -modificaciones que fueron posteriormente derogadas-, que habilitaban la actividad minera con el uso de sustancias químicas. A comienzos del mes de mayo, Suárez realizó un discurso frente a la Asamblea Legislativa en el que anunciaba la creación de un Consejo Económico, Ambiental y Social amparándose en la “necesidad de ampliar los horizontes productivos”.

Aparecen oportunidades y hay que estar preparados. Considero imperioso seguir buscando alternativas para ampliar los horizontes productivos de la provincia, como he intentado desde que asumí”, resaltaba en ese entonces. La preocupación se generó alrededor de este discurso y de la embestida de lobistas mendocinos que pidieron habilitar la minería como salida a la pandemia.

A partir de ello, vecinos de la provincia se autoconvocaron en una manifestación “virtual” contra el fracking, la megaminería, contra Portezuelo del Viento y en defensa de la Ley 7722.

 

Autoconvocados por el agua invitan a la gente a no frenar la lucha por éste recurso.

 

Les avisamos al gobernador, a los legisladores, al secretario de Minería y a los empresarios que así como en diciembre salimos a defender lo que por justicia y derecho nos corresponde, volveremos a pisar las calles por el agua, porque el agua de Mendoza no se negocia y el agua vale más que el oro”, advertían en las redes.

Así mismo, el senador Marcelo Romano, contra quien se aprobó un pedido de desafuero el pasado martes 26 de mayo, se sumó al reclamo y repasó en el recinto las causas por las cuales denunció irregularidades que lo enfrentaron primero con Alfredo Cornejo y después con Rodolfo Suarez, su sucesor. Dos de ellas comprenden la defensa de la Ley 7722 y el pedido de información de la licitación de Portezuelo del Viento. De la misma manera, pidió investigar la rebaja de regalías a petroleras como El Trébol -de Vila-Manzano- para avanzar con el fracking en el sur de Mendoza.

En el mismo recinto, el senador recordó que tras haber ganado Suárez la gobernación le propuso hacer un referéndum antes de avanzar en la reforma de la Ley 7722, pero el mandatario se negó: “Me dijo que tenía encuestas que decían que el 65% de los mendocinos querían minería”.

Si el desafuero es el precio que me hacen pagar por defender el agua de Mendoza y denunciar las cosas oscuras de Cornejo y su sucesor, me están haciendo precio, me está saliendo barato. Ni aunque me fusilen en la plaza Independencia voy a dejar de decir que la 7722 no se toca, el agua de Mendoza no se negocia”, concretaba Romano.

Por otra parte, el gobernador propuso este martes 2 de junio a la Coordinadora General de los Fiscales de Mendoza, María Teresa Day, para ocupar la vacante de la Suprema Corte producida por la salida de Jorge Nanclares, quien renunció este lunes a la presidencia del máximo tribunal. La funcionaria ha sido cuestionada por presionar jueces y fiscales, e incluso por la filtración de un audio en el cual calificaba a una fiscal de “retardada”.

Además del área legislativa y judicial, el malestar y los reclamos a Suárez han alcanzado distintos ámbitos de la sociedad, entre ellos el de la salud. Los trabajadores del Hospital Central y del Notti contabilizaron varias jornadas de protestas en lo que fue el mes de mayo, reclamando en sus lugares de trabajo por el pase a planta de enfermeros y personal de salud, un reclamo que viene desde hace meses pero cobró fuerza con la llegada de la pandemia y la escasez de insumos básicos para enfrentarla. El gobernador propuso que ingresen interinamente y de manera progresiva a planta desde julio del 2020, una oferta que resultó mezquina a los gremios que batallan por un pase a planta efectiva y por los derechos del personal de salud.

Trabajadores de la salud en reclamo de pase a planta permanente y de mejores condiciones laborales.

Precarización laboral e incluso persecuciones son algunas de las denuncias por las que se hizo eco la Red por los Derechos Humanos Mendoza, que denunció a principios de mayo la persecución a los delegados que se plantan frente al destrato del Gobierno de Suarez, que no cuentan con ningún tipo de protección.

“La mayoría de estos casos están referidos a personal contratado y nunca formalizado que no cuenta con seguro de accidente laboral ni obra social. Situación de precariedad que trabajadores y trabajadoras sufren desde hace ya demasiados años y es necesario ponerle fin con el pase a planta de todos y todas ellos”, expresaron desde la entidad.

 

El gobierno de Rodolfo Suárez tendrá la posibilidad de decidir, a través del desempeño de las instituciones, si se mantiene en el podio de gobernadores con mayor imagen positiva o si acompaña en el fondo de la tabla al chubutense Mariano Arcioni y a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner. Por lo pronto, sus medidas lo colocan al borde de la cornisa.

COMENTARIOS