Coronavirus

Brasil reportó 623 fallecimientos en 24 horas y se acerca a las 30 mil víctimas fatales

En total, 526.447 personas se contagiaron del brote. Investigan otros 4.412 casos par saber si fueron por el virus

martes 2 de junio de 2020 - 6:50 am

Brasil registró 623 muertes en 24 horas y los fallecidos por COVID-19 llegan a 29.937 desde el primer registro mortal, según informó el Ministerio de Salud local. La cartera dijo que 211.080 pacientes ya se recuperaron de la enfermedad.

El país vecino sigue siendo el cuarto en número de muertes en el mundo y está aún más cerca de Italia (33.475), en tercer lugar. A la cabeza, según la Universidad Johns Hopkins, están los Estados Unidos (104.702), seguido por el Reino Unido (39.127).

Para los casos confirmados, los departamentos de salud estatales y municipales informaron de 12.247 diagnosticados en las últimas 24 horas. En total, 526.447 personas fueron infectadas con el coronavirus. Según el Ministerio de Salud, todavía se están investigando 4.412 muertes y hasta ahora 211.080 pacientes se han recuperado de la enfermedad en el país.

Michael Ryan, director del programa de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cree que Brasil y otros países de América Central y del Sur aún no han alcanzado el punto máximo de la nueva pandemia de coronavirus.

“No puedo predecir cuándo ocurrirá, pero tenemos que mostrar solidaridad con los países, al igual que hicimos con los países de otras regiones. Estamos juntos y nadie se queda atrás”, dijo durante una conferencia de prensa el lunes.

También señaló que cinco de las diez naciones con más infecciones en las últimas 24 horas están en América. “Brasil, Estados Unidos, Perú, Chile y México.

Pese a que los números son inferiores a los que se venían registrando en los últimos días, los especialistas admiten que los balances difundidos entre sábado y lunes no llegan a contemplar todos los casos, pues hay una considerable reducción del personal responsable por el procesamiento de los datos sobre la pandemia.

La previsión es que el número de casos y de víctimas sólo se actualice el martes. La semana pasada Brasil venía registrando un promedio diario de al menos 1.000 víctimas y el viernes contabilizó un récord de 26.928 nuevos contagios en un solo día.

A pesar de las cifras y de que el pico de la curva de contagios en Brasil sólo es esperado en julio, varios Gobiernos regionales y municipales iniciaron o anunciaron este lunes programas de desescalada de las medidas de aislamiento social que habían impuesto para frenar el avance de la pandemia.

Entre los estados que iniciaron procesos de flexibilización de las medidas restrictivas, en parte por el temor al desempleo, la pobreza y el hambre generados por una recesión que ya se prevé histórica, destaca Sao Paulo, el más poblado de Brasil, con 46 millones de los 210 millones de habitantes del país, y el más afectado por el COVID-19.

La reapertura económica puesta en marcha este lunes por Sao Paulo, estado que es responsable por un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) brasileño, se repitió en otras ciudades de los estados Ceará (nordeste), Pará y Amazonas (norte). Sao Paulo, Río de Janeiro, Ceará, Amazonas y Pará son precisamente los estados más golpeados por la crisis sanitaria.

Y Río de Janeiro, segunda mayor ciudad del país y segunda más afectada por la pandemia, anunció igualmente una flexibilización de las medidas de distanciamiento social a partir de este martes.

Los estados del sur de Brasil, menos afectados, ya habían iniciado la semana pasada sus procesos graduales de retomada de actividades, algo que es defendido desde el comienzo de la crisis por el presidente Jair Bolsonaro​, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad del COVID-19.

Las instituciones científicas consideran que la desescalada es precipitada y que el reinicio de las actividades puede agravar la situación de la pandemia en el mayor país de América Latina.

Fuente: agencias

COMENTARIOS