Alimentación

Errores en la alimentación a la hora de querer ganar músculo

Siete hábitos que pueden boicotear tu objetivo

viernes 5 de junio de 2020 - 7:43 am

Si estás intentando ganar músculo, debés saber que los ejercicios de fuerza no serán suficientes, sino que otro aspecto fundamental es la alimentación balanceada.

Los músculos necesitan proteínas para formarse y tu cuerpo requiere las calorías, los nutrientes y las grasas adecuadas para responder a la actividad física.

A continuación, errores que pueden frustrar tu objetivo:

Hacer una dieta baja en calorías

Para ganar músculo debés consumir por lo menos 300 calorías más de las que quemás. De lo contrario, perderás masa muscular. Pero esta ingesta calórica debe ser baja en grasas o solo conseguirás ganar peso, no músculo.

Saltarse las comidas

Comer menos de 5 o 6 veces al día no te ayudará a formar el músculo que deseás, ya que dejarías de consumir las cantidades de vitaminas, minerales, nutrientes y calorías que requerís a diario.

Comer pocas proteínas

La proteína es el alimento de los músculos, sin ella no crecerá. Tu cuerpo necesita de 1,8 a 2 gramos por cada kilo de tu peso al día. Para ello, debés incluir de 30 a 40 gramos de proteína animal o vegetal en cada una de tus comidas.

Comer azúcar y harinas refinadas

Contribuyen al aumento de la grasa corporal. Sin embargo, esto no quiere decir que debas dejar los carbohidratos por completo, ya que estos son la energía principal de tu cuerpo.

Debés elegir opciones saludables, como frutas, vegetales y cereales, que te aporten la cantidad energética que necesitás para realizar actividad física.

Ayunar

Intentar ganar músculo sin comer es uno de los grandes errores. Tu organismo extrae la energía de los alimentos y al no tener de dónde adquirirla la toma del músculo. Por ende, el ayuno por períodos de tiempo prolongado te restará masa muscular.

No tomar agua

Beber suficiente agua es de vital importancia para el crecimiento muscular, ya que los músculos necesitan mantenerse hidratados para incrementar su volumen de forma rápida y adecuada.

Ingerir alcohol

Son calorías vacías que alteran el funcionamiento normal del metabolismo, evitan que las grasas se quemen en forma de energía y, por lo tanto, estas se quedan el cuerpo. Además, disminuyen el flujo de la sangre a los músculos y esto los debilita y los daña.

Fuente: Mía

COMENTARIOS