Coronavirus

Bolsonaro cuestionó el rumbo de Argentina ante el Covid-19: “¿Alguien quiere eso para Brasil?”

El presidente brasileño volvió a criticar las medidas de aislamiento y cuestionó el camino tomado por Alberto Fernández.

jueves 28 de mayo de 2020 - 7:36 pm

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuestionó este jueves el rumbo de la Argentina frente a la pandemia de coronavirus y sus consecuencia, y afirmó que su gobierno, al negar la cuarentena, “hizo su parte” para evitar “el caos” socioeconómico.

El jefe de Estado brasileño realizó un discurso en su residencia presidencial, el Palacio de la Alvorada, en donde exclamó: “Miren hacia dónde está yendo nuestra querida Argentina. ¿Alguien quiere eso para Brasil?”.

De acuerdo a la visión del mandatario, el impacto caótico del Covid-19 en las sociedades es generado por los gobernadores e intendentes que deciden declarar el aislamiento social y la cuarentena, lo que lleva a la recesión económica y la caída del empleo.

“Hemos tomado medidas para salvar el posible caos. El gobierno hizo su parte”, expresó Bolsonaro, y añadió de forma más punzante: “Por medidas que otros tomaron es que muchos pobres fueron transformados en miserables, mucha clase media cae a la pobreza y será difícil poner a la economía en funcionamiento”. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró a Brasil como el nuevo epicentro de la pandemia del coronavirus. El último reporte brasileño cuenta con más de 25.935 muertes por la pandemia y más de 418 mil casos, y solamente es superado por Estados Unidos, que posee 1.712.816, de acuerdo a datos propiciados por la Universidad Johns Hopkins.

Estos números son producto del accionar del Poder Ejecutivo que se niega a tomar medidas más drásticas para paliar el avance del Covid-19. El Jefe de Estado optó por no declarar cuarentena obligatoria y hasta se mostró insultando a los gobernadores que la exigen en sus ciudades y estados.

A su vez, la tasa de desempleo del país vecino creció de de 11,3% a 12,6% en apenas tres meses, lo que significó la pérdida de 4,9 millones de puestos de trabajo formales e informales entre febrero y abril, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

COMENTARIOS