Belleza

Cómo hacer para que tu pelo tenga más brillo

A falta de peluquería, qué podés hacer en tu hogar para que luzca más sano

miércoles 3 de junio de 2020 - 7:44 am

Tener una melena brillante, suave y sin frizz no es fácil pero tampoco imposible. Para eso, seguí estos consejos que te serán de gran ayuda.

Por empezar, algo que solemos hacer mal, y que dificulta que nuestro cabello resplandezca, es no limpiar los cepillos y peines con regularidad, ya que la suciedad que se acumula en ellos daña y resta resplandor.

Sumergilos en agua tibia con unas gotas de shampoo durante 20 minutos; después apoyalos y dejá que se sequen al aire. Esta operación tendrías que repetirla un par de veces al mes.

Para el cepillado, poné la cabeza boca abajo y peiná tu melena vigorosamente con un cepillo de cerdas naturales, ya que, al contrario que las sintéticas, estas eliminan partículas de suciedad y reparten el aceite natural del cabello para potenciar el brillo.

El momento del lavado de cabeza también es clave, ya que la preparación previa del pelo, el shampoo como el resto de cosméticos capilares que usás y la temperatura del agua son determinantes. Un truco es que te apliques la mascarilla (o un aceite capilar) sobre el pelo sucio, 20 minutos antes de usar el shampoo, que debe ser libre de sulfatos. Es clave que no uses agua muy caliente, sobre todo si llevás el pelo teñido de rubio o de algún tono rojizo, ya que hace que el color pierda intensidad, lo reseca y hace que tenga un aspecto mate. Para finalizar, enjuagar con agua fría, que cerrará la cutícula, mantendrá la coloración durante más tiempo y aumentará la luminosidad.

La mascarilla, al menos una vez a la semana, también es útil. Tenés que encontrar la más adecuada para vos y aplicarla de la manera correcta: tras enjugarte el shampoo, retirar la humedad con una toalla (mejor si es de fibras de algodón para evitar el encrespamiento) para que el producto penetre adecuadamente. Luego dejá actuar el tiempo que recomienda.

Si no podés vivir sin el secador o planchita,  antes de usarlos extendé sobre tu pelo un protector térmico, que protege de las altas temperaturas. Al terminar, podés recurrir a un spray, de medios a puntas, si tu pelo es fino o si no te gustan los productos que aporten peso, o a un sérum o a un aceite capilar, si es más grueso y rebelde. En cuanto al último, si es de coco, palta o almendras será perfecto para nutrir, regenerar y sellar la cutícula de los cabellos más secos; los de o romero, cedro o salvia combaten la grasa, la caspa y el picor.

Fuente: Cosmopolitan

COMENTARIOS