Economía

Preocupante: sigue la fuga de dólares en Argentina

La reserva de divisas extranjeras cayeron a un mínimo de cuatro años la semana pasada. De esta manera, se contabilizó un total menor al registrado en el inicio del programa del FMI por USD 56.000 millones en 2018.

miércoles 27 de mayo de 2020 - 11:39 am

El gobierno nacional se dirime en una batalla contra dos crisis que hace tiempo asechan a nuestro país: la deuda y su reestructuración, por un lado, y la fuga de dólares, por el otro.

A pesar de las medidas de aislamiento, los pagos de deuda estancados y los controles de divisas, los dólares se agotan. La semana pasada, las reservas de divisas extranjeras cayeron a un mínimo de cuatro años, totalizando menos que cuando el Fondo Monetario Internacional inició un programa de endeudamiento de US$56.000 millones en 2018.

Desde octubre pasado, los argentinos chocan con el límite de compra de USD 200 al més a través de medios oficiales. Incluso, hasta el 31 de diciembre, los productores de petróleo tienen restringido operar en el mercado de divisas y se han limitado la cantidad que los fondos locales pueden tener en dólares.

 

 

“Yo creo que una vez terminada la negociación y que se normalice algo la economía, con el tema de la cuarentena, se va a acelerar la tasa de deslizamiento del tipo de cambio”, dijo Marcos Buscaglia, fundador de Alberdi Partners, con sede en Buenos Aires.

El regulador de valores de Argentina, la CNV, estableció un mínimo de cinco días de espera para inversores antes de poder vender activos locales en una moneda extranjera, según un decreto del Gobierno el hoy.

El valor de los depósitos en dólares disminuyó durante 30 días hábiles consecutivos hasta el 20 de mayo, cayendo 6,3%, o USD 1.160 millones. El Banco Central también dijo que vendió USD 1.300 millones en el mercado spot para evitar el debilitamiento de la moneda durante ese período. La cuestión de fondo: los argentinos no depositan su confianza en el peso ni sus dólares en los bancos. Prefieren tenerlos en un lugar percibido como más seguro que un banco argentino.

Un portavoz del banco central aseguró que la reestructuración de la deuda mejorará el ambiente financiero de Argentina y desalentará las operaciones especulativas. “No hay ningún indicio de que el tipo de cambio esté atrasado. No hay reclamo de los exportadores”, indicó.

Mientras funcionarios renegocian la deuda y la cuarentena continúa, agricultores acaparan la cosecha de soja, esperando una devaluación para recibir más dólares por sus cultivos almacenados.

 

 

“Están en una situación desesperada, pero hasta que se resuelvan las negociaciones de la deuda, barriendo la brecha del tipo de cambio debajo de la alfombra,”, dijo Mateo Reschini, analista de LBO en Rosario, Argentina.

COMENTARIOS