Denuncia por abuso

Tucumán: la carta en la que la sobrina de Alperovich lo llama “mi monstruo”

Abogadas feministas reclamaron la remoción de su cargo como senador, mientras el Frente de Todos informó que el ex gobernador seguirá de licencia

miércoles 27 de mayo de 2020 - 6:25 am

El senador nacional José Alperovich se encuentra en licencia debido a una denuncia por abuso sexual en su contra. La denunciante, que sería su sobrina segunda, dio a conocer una carta, en la que relata cómo atravesó este momento al cumplirse un año desde que decidió realizar la denuncia.

A su vez, el parlamentario confirmó que no volverá al recinto, por lo que su banca continuará vacía en el Congreso de la Nación.

“El domingo se cumplió un año desde que decidí, con mi ultimísimo aliento y después de un proceso postraumático muy doloroso, enfrentar situación de raíz y decirle a él mismo mi ‘nunca más’“, inicia la carta la denunciante del senador.

“Desde fines de 2017, trabajaba en la campaña política de José Jorge Alperovich para las elecciones a gobernador que ocurrieron en junio de 2019 en Tucumán“, contextualizó.

Me lo negué a mí misma durante mucho tiempo (…) no podía asumir el peso del miedo, del sometimiento y de la violencia sexual a la que me expuso”, relató la víctima. “Lo tapé, creí que iba poder (…) puse toda mi fuerza en el trabajo, me desafié para demostrar a través de mi desempeño profesional que era una mujer íntegra y respetable”, continuó la denunciante en una carta dada a conocer esta tarde.

“Me encargué de absolutamente todo lo relativo a sus actividades diarias (…) creí que así podría ‘olvidar’”, dijo.

“Eso significó además de un trauma, una tarea con la que tenía que lidiar porque no podía dar cuenta a nadie de lo que me pasaba”, manifestó la mujer. “La vergüenza que estas situaciones traumáticas me hacían sentir me condenaba a un silencio”, apuntó. “Mi monstruo ni siquiera tenía que hacerse cargo de que me oprimía“, afirmó.

“Para mayo del 2019 (…) no pude siquiera levantarme de mi cama para ir a trabajar, ya no podía más”, contó la joven en una carta. En ese momento, la denunciante decidió enfrentar a Alperovich. “Empecé por elegir un ámbito de seguridad para mí al reunirme con él”, señaló. “No necesito que nadie me diga que José Alperovich cometió actos de abuso contra mi integridad física, sexual y psicológica para que sea cierto, yo sé que es cierto, lo viví, me pasó a mí”, sentenció.

“Elegí elevar mi caso a la Justicia, a pesar de lo difícil que es llevar a cabo una denuncia, por mi necesidad de poner las cosas en su lugar y de decirlas para liberarme de su carga”, explicó.

“No siempre superamos los traumas, pero cuando los honramos reconociendo que existen, dejamos de ser consumidos por ellos”, consideró. “Agradezco a todas las organizaciones y personas que manifiestan su apoyo y acompañamiento”, expresó y cerró con la frase “no nos callamos más”.

COMENTARIOS