Salud

Consejos para tener un vientre con menos grasa e hinchazón

Siete hábitos que te ayudarán en este propósito

martes 2 de junio de 2020 - 7:35 am

A veces acumulamos grasa en la barriga haciendo que nuestro torso se vea flácido y menos liso. Esto ocurre porque seguimos unos hábitos que hacen que se hinche el abdomen y que la grasa se quede en la panza. Mirá cuáles poder cambiar para cambiar esa parte del cuerpo de forma saludable:

1. Diuréticos

Si la notás hinchada de forma continua, es probable que sufras retención de líquidos. Esto se manifiesta también en otras zonas del cuerpo, como las piernas. A veces se acentúa en la zona de la barriga, donde la molestia y la pesadez es mayor.

Para disminuir la retención, la alimentación va a ser tu aliada. Por ejemplo, podés:

– hacer un caldo de apio y cebolla e ingerirlo antes de la comida,
– comer sandía en ayunas,
– comer una ensalada con lechuga y cebolla,
– si te decantás por los espárragos evitá echarle mayonesa,
​- si elegís la berenjena no es muy recomendable hacerlo en su versión rebozada.
​​

La clave para que tengan el mayor efecto posible sobre tu retención es comerlo sin demasiado aditivo, ni en recetas muy elaboradas. Por último, en el caso del las infusiones, se recomienda las de extracto de: abedul, hinojo, ortiga, diente de león, o el té verde.

2. Agua

Beber mucha agua (unos 2 litros diarios) es beneficioso para evitar la retención de líquidos, ayuda a la digestión, evita el estreñimiento, contribuye por su efecto saciante a comer algo menos y, por lo tanto, a perder peso.

3. Masticá mucho

La digestión empieza en la boca. Mastica bien hasta que estén completamente triturados y tragá después.

Concentrate en tu plato y contá cada vez que masticas. Ingerir así ayuda a tu estómago a hacer menos trabajo en la digestión. Evita la pesadez, los gases y la hinchazón.

Por otro lado, comer despacio te ayuda a saciarte antes, ya que comes más tranquilo y con menos ansiedad.

4. Moderá la ingesta de azúcar y de sal

Si no ingerimos azúcar mantendremos los niveles de insulina bajos y el glucagón alto. El glucagón es la hormona encargada de transformar en energía las grasas del vientre. Por eso, mantener sus niveles altos será de ayuda para perder barriga.

Respecto a la sal, es muchas veces la gran responsable de la retención de líquidos. Su consumo moderado es beneficioso para bajar peso y para prevenir enfermedades cardiovasculares. Para reemplazarla podés usar hierbas aromáticas para dar sabor a tus comidas o sustituir la sal convencional por una sal natural baja en sodio.

5. Ejercicio

Uno de los errores es dedicarse a hacer abdominales como único ejercicio. Si bien ayudan a fortalecer el abdomen, no es suficiente para conseguir un vientre plano. Lo primero debe ser cuidar la alimentación. Después, potenciar el ejercicio aeróbico, para culminar trabajando la zona en concreto.

Esto significa que para perder la barriga es más efectivo realizar ejercicio cardiovascular, que ayuda a perder peso de forma general. Combinarlo con ejercicios de fuerza para fortalecer el músculo. Después podés pasar a las abdominales para entrenar esa zona de forma localizada.

6. Sé constante

Hay que cuidarse todo el año, practicar deporte de forma regular, comer fruta y verdura todos los días y beber agua de forma abundante.

7. Cuidado con las comidas

Debés limitar el consumo de salsas, rebozados, papas fritas, tapitas del bar, etc.

Fuente: En Femenino

COMENTARIOS