Cuarentena

La bonaerense frenó una protesta en autos en contra de la cuarentena en Villa La Ñata

En una medida de la que es difícil encontrar antecedentes, ayer por la noche, la policía bonaerense advirtió que estaba “terminantemente prohibida” la movilización vehicular

lunes 25 de mayo de 2020 - 5:19 pm

La Policía bonaerense cortó de cuajo la idea de una marcha “pacífica” (y motorizada) que habían organizado los vecinos del complejo Villanueva de Tigre y por la cual iban a salir en sus autos para protestar contra la extensión de la cuarentena y su impacto en la economía.

Desde el sábado por la noche, cuando el presidente Alberto Fernández anunció la nueva prórroga de la cuarentena, comenzó a circular un flyer entre los vecinos del complejo urbano Villanueva. “Una revolución pacífica en auto por nuestros derechos”, convocaba la imagen.

Al enterarse, el oficial a cargo del destacamento de Villa La Ñata hizo llegar a los administradores de los barrios una advertencia: “Atento a lo normado en el artículo 205 del Código Penal, será reprimido con prisión de seis meses a dos años el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

De ese modo, agrega el inspector Lucas Gabriel Farías, “queda terminantemente prohibido todo acto de manifestación, caso contrario se iniciarán actuaciones judiciales por infracción al artículo antes mencionado”.

Hoy por la mañana, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, respaldó el escrito que firmó el inspector Farías: “Hay un decreto presidencial que así lo dice. La violación de la cuarentena es motivo para iniciar una causa penal, judicial y en este caso federal. Cuando dice ‘será reprimido’ es lo que dice el Código. Obviamente no va a existir ningún tipo de represión. Aquellos que incumplan con la cuarentena van a tener que justificar cuáles son los motivos. Ese comunicado seguramente fue respaldado por la Justicia. Quien determina si existió o no un delito es el juez”, dijo.

A medida que el escrito policial se distribuyó entre los barrios, pronto surgió la indignación de los vecinos, que aseguran que se les coartan derechos de libertad de expresión. Los tigrenses plantean que, incluso, una movilización vehicular como la organizada no implica ningún real peligro para la salud.

COMENTARIOS