Economía

No habría default: el Gobierno prorrogó la negociación por la deuda hasta el 2 de junio

Este viernes vence el plazo para el pago de los 500 millones de dólares que se debían pagar el 22 de abril, pero las negociaciones con los fondos continuarán.

jueves 21 de mayo de 2020 - 8:18 pm

A tan sólo horas de la fecha de vencimiento para alcanzar un entendimiento con los acreedores, el Gobierno estableció una prórroga en el plazo de negociación con los bonistas hasta el 2 de junio.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya había anticipado este miércoles que este viernes no se abonarían los 503 millones de dólares correspondientes al vencimiento del 22 de abril, dando por finalizado el período de gracia.

Según confiaron fuentes oficiales a Ámbito Financiero, el gobierno habría acordado con los bonistas una prórroga de 10 días del plazo para cerrar las negociaciones de la deuda y así lograr por ahora evitar el default técnico.

No se va a pagar; porque este vencimiento se incluye dentro de los acuerdos de reestructuración que están en marcha. Por lo tanto, no sería un default declarado, sino algo suave y conversado entre las partes”, dejaron trascender fuentes oficiales en diálogo con Infobae.

En caso de no alcanzar un acuerdo en esta fecha, el próximo vencimiento que afrontará la Argentina será el 30 de julio. Esta vez se ponen en riesgo los bonos discount, aunque cuentan con un período de gracia para su pago de un mes.

El presidente Alberto Fernández se refirió a la renegociación de la deuda este jueves por la tarde durante su visita a Santiago del Estero. “Leo en los diarios que corremos el peligro de caer en default mañana y yo me preguntó por qué mienten así. Si estamos en default desde hace meses, desde antes de diciembre que estamos en default, solo que no lo escriben, solo que lo ocultan”, sostuvo en su discurso.

No vamos a someter a la Argentina a nuevos compromisos que no podamos cumplir. Yo quiero que el mundo nos vea como un país honorable que cumple sus compromisos y por lo tanto no vamos a hacer más que lo que debamos hacer para que los compromisos que asumamos con nuestros acreedores no signifiquen una nueva postergación de nuestro pueblo”.

Y continuó: “Ese fue el compromiso que asumí en mi campaña, yo la palabra la cumplo, yo respeto mucho la palabra”.

COMENTARIOS