Opinión

“Los Miserables”, la versión criolla en plena pandemia

Débora Plager

Periodista. Participa del programa Intratables

jueves 21 de mayo de 2020 - 12:16 pm

Columna publicada originalmente en Cronista.com

 

Pasaron más de 150 años desde la publicación de la novela de Victor Hugo, “Los Miserables”. Una de las obras literarias más importantes del siglo XIX. Sin embargo, la travesía por las cloacas de París de Jean Valjean, podría ayudarnos a recorrer los laberintos mezquinos de la política argentina hoy. Tan maloliente como aquellas calles parisinas de 1832.

En la Buenos Aires de 2020 faltan pocas horas para finalizar otra semana intensa. El presidente Alberto Fernández convocó a Olivos a Horacio Rodríguez Larreta y a Axel Kicillof. La foto y la orden inmediata de su difusión pública por parte de La Casa Rosada tiene un objetivo claro. El Presidente intenta mantenerse al margen de los adoradores de la grieta que habitan la provincia de Buenos Aires y el Instituto Patria.

Algunos sectores del kirchnerismo aseguran tener información respecto de las intenciones de María Eugenia Vidal de volver al ruedo político bonaerense. “El tándem con el ‘Pelado’ (por Rodríguez Larreta) es potente”, comenta una alta fuente del Gobierno.

Lo cierto es que la ex gobernadora bonaerense está activa. Dialoga con intendentes de conurbano. Mantiene vigente su vínculo personal con el ex presidente Mauricio Macri. Y colabora con Horacio Rodríguez Larreta en el armado político.

En su entorno aseguran que Vidal competirá en las legislativas del año próximo sin dudarlo. ¿En qué distrito? Está habilitada a hacerlo tanto en Capital como en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo quienes la conocen saben que le gustan los desafíos. La provincia de Buenos Aires es el territorio desde donde construye poder Cristina Kirchner. El tridente Axel Kicillof, Máximo Kirchner y La Cámpora es el que utiliza la actual vicepresidenta para limitar la autonomía de Alberto Fernández.

Cristina ya soportó la humillación de perder las legislativas 2017 en el distrito más importante del país de la mano de Vidal, a través de la candidatura de Esteban Bullrich. No querrá volver a ver ese escenario en 2021.

Eso explica las tensiones y escalada verbal contra el gobierno de la Ciudad y la ex gobernadora bonaerense. La pandemia no ha cambiado las viejas mañas de la política.

La campaña está más cerca de lo que muchos creen. Se reúnen con infectólogos frente a las camaras de televisión, pero tejen sus redes políticas en los despachos oficiales.

“La foto del viernes a la noche que se sacó el Presidente con Horacio molestó. Esas fotos les sirven más a ellos que al peronismo” sostiene un funcionario de larga trayectoria política. Las mezquindades asoman por entre los muertos.

El fallecimiento de Ramona Medina, referente de la Villa 31 por Coronavirus, fue atribuido por la oposición al gobierno de la Ciudad. Rápidamente se viralizó el hashtag #JusticiaPorRamona.

La frágil tregua política que había impuesto la pandemia se rompió cuando un grupo de Intendentes tildó de irresponsable a Horacio Rodríguez Larreta por las medidas que adoptaba la Ciudad. El objetivo es político, no sanitario.

La mayor cantidad de casos se concentra hoy en CABA. Desde el gobierno porteño aseguran que eso tiene que ver con la mayor cantidad de testeos que realizan y con la densidad poblacional de la ciudad.

Las cifras muestran que de los más de 2,7 millones de puestos de trabajo de la Capital Federal, 1,3 millones, es decir el 48,5 % son personas que viven en el GBA. Esos datos miran los intendentes que piden coordinación con la ciudad respecto de la cuarentena.

La lectura que hacen desde el peronismo bonaerense es la siguiente: La administración de la pandemia muestra al Presidente bien parado. Al gobierno de la Ciudad con el sistema sanitario más sólido del país. En cambio, temen que sea la provincia de Buenos Aires la que termine pagando los costos políticos mayores debido a su fragilidad histórica: social y de infraestructura.

No casualmente el ministro de salud bonaerense Daniel Gollán publicó en su cuenta de Twitter oficial un mapa de Buenos Aires con un punto rojo sobre la Capital Federal. El texto de la imagen decía: “Queda claro en este mapa dónde está el mayor riesgo de irradiación del coronavirus”.

En su cuenta, Gollán se define a sí mismo como militante político antes que médico, y destaca su rol como ex ministro de Salud de Cristina Kirchner. Los números son muy dinámicos, no habría que jugar a la política con ellos. Puede resultar un boomerang. En la Argentina hasta las cifras conocidas anoche hay 9284 contagiados y 403 fallecidos por el covid-19. Es realmente miserable jugar a la autopreservación política con las víctimas.

El panorama económico es preocupante; sin embargo en el Gobierno aseguran que la crisis económica ya estaba en el registro de la gente antes de la llegada del coronavirus.

Un hombre de diálogo con el Presidente asegura: “Hay dos tiempos en este partido, uno el de la salud, otro el de la economía. Alberto quiere entrar al segundo tiempo habiendo ganado el primero, si entra perdiendo ya no habrá posibilidad de revertir el resultado”.

La especulación política en medio de la pandemia es verdaderamente miserable. La lucha entre el bien y el mal de la novela de Víctor Hugo obliga a reflexionar y a condenar las mezquindades de los dirigentes de la actualidad.

“El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad”, decía el poeta francés, cada vez más vigente.

COMENTARIOS