Mundo Insólito

Fue al hospital porque se había tragado una bombilla, se tiroteó con la policía y se suicidó

El interno había ingresado anoche al Hospital por la ingesta de una bombilla y un tenedor, y ya estaba a minutos del alta hospitalaria cuando se produjo el escape

martes 19 de mayo de 2020 - 9:28 pm

Este martes al mediodía, la policía le sacó las esposas a un detenido identificado como Nicolás Nahuel Crause Lara para que vaya al baño. Una vez liberado, el hombre amenazó al suboficial, le robó sus dos armas reglamentarias y se dio a la fuga. Luego, se suicidó de un disparo en la cabeza.

El episodio se registró este martes en la ciudad de La Plata. Todo comenzó cuando un preso, proveniente de San Francisco Solano, fue internado en el nosocomio local por haberse tragado una bombilla y un tenedor, que salieron en una placa de rayos X. Durante el tiempo en que fue atendido, era custodiado por agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

De acuerdo al parte oficial, el custodio le sacó las esposas al detenido, identificado como Nicolás Nahuel Crause Lara, para que vaya al baño, y sin elementos de sujeción el detenido amenazó al suboficial se alzó con las dos armas reglamentarias y se dio a la fuga.

Rápidamente se subió a un remís, tomando como rehén al chofer y huyó por la 72 en dirección a 122.

Los efectivos pudieron identificar el rodado en el que se desplazaba y salieron en su búsqueda. Así fue que un gran número de patrulleros logró cercarle el camino en inmediaciones de la estación de servicio Puma de 122 y 46.

El hombre implicado bajó del vehículo y comenzó a tirotearse con los agentes en plena calle. Viéndose acorralado por los efectivos, terminó con su vida de un disparo en la cabeza. El momento fue capturado y subido a Instagram por un vecino:

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Valen.R6 (@valen.r6) el

Por la fuga, Asuntos Internos del SPB dispuso el inicio de un sumario y el pase a disponibilidad preventiva de tres agentes de la Unidad 35 Magdalena.

Se trata del Jefe de la Sección de Guardia de Seguridad Exterior del penal y de los dos custodios del detenido en su traslado al Hospital: un oficial adjutor y un sargento.

Según los primeros pasos de la investigación administrativa se pudieron detectar varias irregularidades serias, y se trata de establecer si hubo negligencia o complicidad.

COMENTARIOS