Política

Ante el avance de la pandemia en las villas, el Gobierno dará más poder a movimientos sociales

Se establecerá una descentralización en la compra de alimentos, la creación de un Fondo de Economía Popular y ya se piensa en comenzar a trabajar las tierras que el Estado tiene en desuso para que muchos trabajadores puedan sobrevivir salir la crisis económica

lunes 18 de mayo de 2020 - 2:37 pm

El incremento de casos de Covid-19 en las villas, potenciado por el aumento de los niveles de pobreza dado por los efectos del aislamiento social, sumado a la falta de suministro de agua potable por más de una semana en la villa 31, hicieron que comenzaran a crecer las amenazas de distintos dirigentes sobre sus planes de salir a las calles en modo de protesta, alertando al gobierno que es tiempo de avanzar en un plan de contención social.

En ese marco, Alberto Fernández, junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el de Producción, Matías Kulfas, comenzaron a reforzar los programas de atención a los sectores vulnerables en dos tiempos: uno de respuesta alimentaria rápida y un esquema de salida laboral hacia el futuro inmediato.

Ahora, según consignó Infobae, además de la entrega de la Tarjeta Alimentar, los planes sociales y la Asignación Universal por Hijo (AUH), el Gobierno ajustó los siguientes mecanismos de ayuda social:

-Descentralización de compras

Desde el Ministerio de Desarrollo Social se pondrá en marcha en estos días un esquema de descentralización en la compra de alimentos, para que la comida llegue rápido y en cantidad a los barrios. Los alimentos los obtendrán los movimientos sociales, los intendentes, las provincias e incluso las parroquias y contarán con control estatal.

Según explicaron en la Jefatura de Gabinete, la idea es continuar respetando la lista de precios máximos de compra de alimentos y al mismo tiempo adecuar mejor y más rápido las pautas nutricionales de cada comunidad en situación vulnerable. “La idea es que haya un control estricto, pero a la vez que las compras se hagan en cada lugar para evaluar las necesidades reales de la gente y llegar rápido con la ayuda”, explicó un funcionario de la Jefatura de Gabinete.

-Comedores y merenderos

Además de lo anteriormente mencionado, el Gobierno reforzará la ayuda en los comedores escolares con las viandas y en los 3.000 merenderos distribuidos a lo largo del país. La idea se complementa con los convenios con cooperativas y movimientos sociales para abrir más merenderos. También se le pidió al Ministerio de Defensa potenciar la presencia del Ejército tanto en el conurbano bonaerense como en los barrios del Gran Rosario, Córdoba y Tucumán para asistir en la entrega de alimentos, tal como hace el Ejército en los municipios de Quilmes, Moreno, La Matanza y San Martín.

-Fondo de Economía popular

El Ministerio de Desarrollo Social ya se encuentra ideando un Fondo de Economía Popular, que tendrá un presupuesto inicial de 20.000 millones de pesos para generar la producción en pequeña escala por parte de los movimientos sociales y cooperativas en los barrios. La idea de este fondo es ofrecer créditos no bancarios a tasas del 3% anual para la compra de herramientas, máquinas e insumos en los rubros de la industria textil, el reciclado, la construcción, la producción de alimentos y la economía del cuidado. Arroyo está convencido de que esta es “la salida más potable” para aquellos sectores marginales que quedarán duramente golpeados tras la pandemia.

Por su parte, los movimientos como la CTEP, Barrios de Pie e incluso el Movimiento Evita plantearon en su momento que ese fondo de economía popular sea mayor. Se habló de un presupuesto de hasta 100.000 millones de pesos. Pero por ahora deberán contentarse con los $20.000 millones iniciales.

-Tierras del Estado

Muchos movimientos sociales plantearon al Gobierno la necesidad de trabajar las tierras del Estado en desuso. “Hay miles de hectáreas que el Estado no usa y que los movimientos sociales podríamos producir en alimentos”, dijo a Infobae Nahuel Beibe, secretario de la Corriente Nacional Martín Fierro, una organización alineada con el kirchnerismo puro.

Esta aún está siendo estudiada por el Gobierno. Desde el Ministerio de Desarrollo Social admitieron que se trabaja en el análisis de la creación de un “Banco social de tierras” para darle productividad a terrenos en desuso.

-Viviendas populares

Esta semana, el presidente Alberto Fernández puso en marcha el plan de construcción y refacción de viviendas que destinará 28.992 millones de pesos para reactivar la economía en medio de la pandemia del coronavirus. La inversión está destinada a construir unas 5.500 viviendas en 2020, así como a refacciones de hogares a través de préstamos y a mejoras de infraestructura en barrios precarios, de acuerdo con un comunicado del Gobierno. La idea es que la mano de obra de estas viviendas surja de los movimientos sociales y la llamada economía popular. El tema generó un fuerte malestar en el gremio UOCRA de la construcción. Pero desde el Gobierno aseguran que ese plan apunta a contener a sectores muy vulnerables.

Información: Infobae

COMENTARIOS