Economía

La provincia entró en default y Kicillof pide una contrapropuesta

Hoy venció el plazo de gracia para pagar $USD 113 millones, pero para la provincia "todo sigue abierto hasta el 26 de mayo", cuando cierra la oferta.

viernes 15 de mayo de 2020 - 10:34 am

En el día de hoy vence el plazo para que el Gobierno bonaerense de Axel Kicillof pague $USD 113 millones y así tener la oportunidad de evitar un default, pero para la proovincia no hay cesación de pagos: “todo sigue abierto hasta el 26 de mayo”, aseguran, la nueva fecha en la que cierra la oferta de canje. En el mercado, sin embargo, advirtieron que los bonos provinciales cotizarán sin cupón, en línea con una en cesación de pagos.

Un grupo de bonistas con títulos de la Provincia de Buenos Aires advirtió que hoy vence el plazo de pago, y desde el ministerio de Hacienda y Finanzas respondieron con un comunicado donde aseguran que “se está haciendo un gran esfuerzo para avanzar en una solución”, y agrega que sigue el diálogo con quienes no aceptaron la oferta aún. “Les hemos solicitado una contrapropuesta que sea plausible de implementar en el marco de la grave situación que atraviesa la Provincia y en el marco de sostenibilidad que hemos definido. Ahora reside en ellos lograr los acuerdos necesarios que nos permitan avanzar”, indicó el área a cargo de Pablo López.

Por el lado del Gobierno Nacional de Alberto Fernández, también se está a la espera de contrapropuestas. Los bonistas no pudieron unificar un reclamo, mientras que los que entraron al canje de 2005 y 2010, reclaman un trato preferencial frente a los grandes fondos que suscribieron los “bonos Macri”.

El comité del grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de la Provincia de Buenos Aires representa el 42% de la deuda elegible, y según sus estimaciones consideró que incumplir con el pago “agravaría más la situación financiera de la provincia y la incertidumbre económica”.

“Estamos decepcionados porque los bonistas y sus asesores están más preocupados por enviar comunicados de prensa que por presentar una contrapropuesta, en el marco de un diálogo de buena fe y que sea sustentable para la Provincia de Buenos Aires. El diálogo con los acreedores sigue abierto porque creemos en soluciones consensuadas”, indicaron fuentes del gobierno bonaerense.

Si el Gobierno bonaerense caminaba sobre una cuerda floja, está claro que el aislamiento social, preventivo y obligatorio terminó por empujarlo hacia el baldío. “Nos encontramos ante desafíos extraordinarios. Según las estimaciones, se prevé una caída de la actividad económica provincial en torno al 10% anual durante el mes de marzo y una contracción de la recaudación tributaria cercana al 30% en abril”, indicó Hacienda. Unas horas antes había sido el titular de ARBA, Cristian Girard, quien resaltó que “la mitad de los ingresos de la provincia provienen de la recaudación de impuestos propios”.

“Los acreedores conocen muy bien esta situación y está en su buena fe incorporarla en cualquier contrapropuesta”, agregó el comunicado del gobierno bonaerense, que marca que “la capacidad de pago de la Provincia es muy limitada”.

COMENTARIOS