Coronavirus

“La gran estafa”: la Ciudad pagó $ 170 millones por barbijos que nunca le llegaron

A través del Ministerio de Salud compró cinco millones de máscaras a un valor de 340 millones pesos, pero sólo recibió 150 mil

jueves 14 de mayo de 2020 - 3:13 pm

Tras el escándalo por sobreprecios en compras tanto de la Nación como de la Ciudad, una nueva y polémica compra sacude al Gobierno del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Es que luego de que el ex subsecretario de Administración del Ministerio de Salud, Nicolás Montovio, comprara barbijos N95 vencidos en 2016 a la marca Green Salud, y debiera renunciar por ello, ahora una compra que lleva su firma renovó la polémica.

El 30 de marzo de este año, días después de iniciada la cuarentena obligatoria anunciada por Alberto Fernández, se compró a la empresa E-ZAY, dedicada al rubro informático, cinco millones de barbijos por 340 millones de pesos, y cobró el 50% de esa operación por adelantado, es decir $170 millones, pero hasta el día de hoy, sólo recibió 150 mil, según detalla Infobae de acuerdo la Resolución N° 87/2020 a la que tuvo acceso.

La estafa puso al descubierto a una empresa intermediaria que no fabrica los barbijos y ni siquiera tiene página web. En la documentación que le entregó a la Ciudad figuran dos teléfonos que nadie atiende y una dirección en Puerto Madero que no aparece en los registros comerciales.

Barbijos de la marca DIMEX, a la que se le compró el material que nunca llegó

La resolución lleva la firma del ex Subsecretario de Administración del Ministerio de Salud, Nicolás Montovio, quien tuvo que renunciar a mediados de abril por la compra de barbijos N95 a la empresa Green Salud. Tal como reveló Infobae, esos barbijos estaban vencidos desde mayo de 2016. Y ahora la Justicia investiga si hubo un sobreprecio. En ese caso, el escándalo se filtró en los medios antes que la Ciudad pague la primera factura.

El nuevo contrato, según explicaron fuentes oficiales a Infobae, estipulaba tres entregas de 1.500.000 de barbijos y una última de 500 mil. De los 5 millones de barbijos, hasta hoy solo se habían entregado 150 mil.

“Nos robaron un camión”, “los barbijos están en camino”. Durante un mes, los funcionarios del Ministerio de Salud porteño escucharon las excusas más variadas e insólitas.

El Gobierno pagó por adelantado el 50% de los $340 millones previstos: $170 millones. Tras una serie de intimaciones, las autoridades de la Ciudad rescindieron el contrato y decidieron presentar una denuncia por estafa contra los dueños de la empresa.

COMENTARIOS