Corrupción K

Volantazo judicial: la Oficina Anticorrupción dejó de ser querellante en causas contra CFK y sus hijos

La decisión abarca a los casos Los Sauces y Hotesur, donde se investigaban los negocios hoteleros e inmobiliarios de la familia de la vicepresidenta

jueves 14 de mayo de 2020 - 10:49 am

Este jueves se vivió con sorpresa en el mundo judicial la decisión de la Oficina Anticorrupción (OA) de renunciar a la querella que llevaba adelante en las causas Los Sauces y Hotesur, en donde están acusados la vicepresidenta Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia.

Así se lo hizo saber por escrito la OA, que dirige el ex fiscal Félix Croux, al Tribunal Oral Federal 5 que tiene en sus manos los dos casos para llevar adelante un único juicio, indicaron fuentes judiciales.

Croux presentó dos escritos, uno en la causa Los Sauces y otro en Hotesur. En los mismos, explica al tribunal:”El titular de este organismo ha decidido desistir del rol de querellante en la presente causa. Por lo tanto, se solicita a vuestras excelencias que se aparte a esta Oficina Anticorrupción de tal carácter, oportunamente asumido”.

Recordemos que la Oficina Anticorrupción, durante el mandato de Mauricio Macri, fue una de las impulsoras de la causa.

El rol de la acusación, no obstante, sigue en manos de la fiscalía. Hay otras dos querella, la Unidad de Información Financiera, que habrá que ver si siguen los pasos de la OA.

Por lo pronto, en su resolución, la OA justificó su apartamiento de las causas con que “la facultad de esta Oficina de constituirse en querellante en los procesos en que se encuentre afectado el patrimonio del Estado Nacional (art. 2°, inc. e). del De creto PEN N° 102/99), se rige por los criterios de significación institucional, económica y social que condicionan su actuación”.

También explicó que los casos ya no están en etapa de investigación y que el debido impulso de la acción penal “se encuentra adecuadamente garantizado por la intervención de la Unidad de Información Financiera (UIF), órgano rector en materia de lavado de dinero, que actúa en carácter de querellante estatal, como así también por el propio Ministerio Público Fiscal, titular de la acción penal pública en representación del interés general de la sociedad”.

“Es la propia UIF el organismo con autonomía y autarquía financiera a cargo del análisis, el tratamiento y la transmisión de información a los efectos de prevenir e impedir el lavado de activos de origen ilícito (conf. Ley N° 25.246 y sus mod.), hipótesis delictiva que, precisamente, se ventila en las causas aludidas”, se añadió.

Según se remarcó, “no puede soslayarse que los funcionarios de mayor jerarquía y experiencia que integran la Dirección Nacional de Litigio Estratégico, se encuentran afectados a múltiples juicios orales e intervienen en numerosas causas en que esta Oficina Anticorrupción, en el marco de su competencia específica (art. 1° del Decreto PEN N° 102/99) actúa como parte querellante, situación que exige concentrar los limitados recursos humanos con que cuenta el organismo a casos más complejos, que demanden particular experticia en delitos de corrupción pública y de mayor actualidad, sumado a la imposibilidad de ampliar la planta de profesionales en virtud a las disposiciones del Decreto PEN N° 132/20 sobre ‘Restricciones en materia de designaciones y contrataciones’”.

COMENTARIOS