Salud

Los riesgos de fumar durante el embarazo

Qué daños le puede causar al bebé el tabaco tanto durante la gestación cómo luego del nacimiento

miércoles 20 de mayo de 2020 - 7:41 am

Mucho se habla de los múltiples riesgos de fumar pero, ¿qué sucede específicamente en las embarazadas? Ya sea tanto para las que lo consumen como para las fumadoras pasivas.

La nicotina, el monóxido de carbono (CO) y demás sustancias tóxicas causantes de mutaciones y cáncer, viajan por la sangre y llegan a atravesar la placenta. Este paso evita, en gran medida, que lleguen los nutrientes y el oxígeno necesario para el desarrollo normal del feto.

Todo ocurre porque la nicotina tiene un efecto vasoconstrictor (reduce el calibre de los vasos sanguíneos). Y, además, el CO se une a los receptores del oxígeno con más facilidad (desplaza al oxígeno y no permite su uso). Esto se resume en una hipoxia (disminución de oxígeno fetal) y una reducción del aporte de nutrientes.

Por todo ello, tanto en tabaquismo activo como el pasivo, al comprometer el transporte de nutrientes y oxígeno hasta el bebé, puede afectar el embarazo de multitud de maneras. Entre ellas, las siguientes:

– Bajo peso al nacer.

– Aborto espontáneo.

– Embarazo ectópico. Puede que el feto se coloque fuera del útero y no pueda desarrollarse.

– Parto prematuro o retraso de crecimiento. Puede que nazca antes de tiempo, sin desarrollarse del todo, ocasionando multitud de problemas de salud.

– Desprendimiento de placenta. La placenta puede separarse del útero, haciendo que el intercambio de nutrientes sea más dificultoso.

– Ruptura prematura de placenta. Que también derivaría a un parto prematuro.

– Malformaciones congénitas, por la actividad mutagénica (capacidad de causar mutaciones) del tabaco.

– Aumento del tiempo de ingreso hospitalario.

– Síndrome de muerte súbita en el recién nacido.

– Muerte perinatal. Puede morir en el momento de su nacimiento.

Además de aumentar el riesgo durante el embarazo, puede influir en la salud del niño a lo largo de su vida. El déficit de nutrientes y oxígeno que llegan al bebé pueden conducir consecuencias como:

– Problemas de audición. Es bastante típico que sufran otitis media.

– Cáncer infantil.

– Alteraciones en la visión.

– Asma e infecciones respiratorias.

– Parálisis cerebral.

– Problemas de comportamiento.

– Retrasos en el desarrollo y crecimiento.

– Dificultad para alimentarse. Lactancia materna dificultosa (problemas en el inicio y mantenimiento).

– En la edad adulta puede sufrir patologías crónicas como diabetes, obesidad o enfermedades del corazón.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS