Senado

El Senado aprobó los 20 DNU del presidente Alberto Fernández durante su primer sesión virtual

“Verifiquen que sus micrófonos estén muteados”, fue la primera frase que dijo Cristina Kirchner, luego de sentarse y saludar a los legisladores que la miraban a través de la pantalla

miércoles 13 de mayo de 2020 - 8:47 pm

En la primera sesión remota en la historia del Senado en Argentina, debido a la pandemia de coronavirus, los legisladores ratificaron este miércoles los 20 Decretos de Necesidad y Urgencia firmados por Alberto Fernández en el marco del COVID-19.

En el recinto solo estuvieron los senadores Martin Lousteau, Maurice Closs, Claudia Ledesma Abdala y Laura Rodríguez Machado. La sesión la presidió la expresidenta Cristina Kirchner. El resto de los legisladores estuvieron en sus despachos o en sus casas siguiendo el debate en forma virtual y esperando el turno para hablar.

La primera en hablar fue la camporista Anabel Fernández Sagasti, que destacó las medidas tomadas por el gobierno nacional y apuntó contra el sector de la oposición que pidió salir con mayor rapidez de la cuarentena: “La economía que recibió el Presidente no estaba bien antes de la pandemia. Todo lo contrario. Algunos dirigentes tienen una amnesia selectiva respecto de lo que es el pasado reciente”, sostuvo la senadora de Mendoza. En esa línea, recordó que cuando llegaron al gobierno había “200 mil puestos de trabajo perdidos, un promedio de 16 pymes que se cerraban por día, deuda externa y 10% de desocupación”.

“Se puso de moda entre los opositores decir que la caída de la economía va a dejar tantas vidas en el camino como la pandemia. Es una falacia lo que intentan imponer. En este paquete de 20 DNU hemos salvaguardado la vida de muchos argentinos y garantizamos derechos sociales y económicos”, dijo, luego de comparar los datos sobre la caída de la economía con los que tienen Chile, Brasil y Estados Unidos, donde el aislamiento no fue tan estricto como en Argentina.

Esos minutos en los que hablo Fernández Sagasti fueron los únicos en los que estuvo presente Cristina Kirchner en las primeras dos horas de sesión. Luego, se levantó y se retiró a su despacho. La sucedió la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala.

Entre las participaciones destacó la de Martín Lousteau, que pidió ampliar el consejo de epidemiólogos que asesora al Presidente y sumar una mesa económica para poder evaluar los pasos a seguir una vez que termine el aislamiento: “En materia sanitaria como económica si respondemos tarde, si demoramos, va a ser peor, va a ser muy difícil contener lo que está pasando. Hay efectos permanentes. Hay puestos de trabajo que se van a perder”, afirmó.

El legislador de la oposición dijo que “la salud es prioridad” pero también que “es cierto que cuando termine la pandemia y pasen los años, habrá una evaluación en dos dimensiones: la cantidad de vidas que se pudieron salvar y el impacto económico que dejó el parate”.

La primera en subir el tono de la discusión fue la senadora opositora Silvia Elías de Pérez. “Somos una oposición que entiende perfectamente el rol que tenemos en este momento. Estuvimos a disposición del Presidente. Pero eso no significa que dejemos de cumplir nuestro rol y señalando las cosas en las que no estamos de acuerdo”, sostuvo.

La senadora radical dijo que “hay un sector del gobierno que ha escuchado y prestado atención a las cosas que dijo la oposición” y hay otros sectores “que le faltan el respeto a la oposición”. Luego, cuestionó la cantidad de DNU que sacó el Gobierno. “El problema de la cantidad de delegaciones que se dejan en manos del Presidente y el Jefe de Gabinete es que después es muy difícil volver atrás”, explicó. Y remató: “La democracia se consolida con más democracia”.

La tensión subió aun más de la mano de la senadora de Juntos por el Cambio, Laura Rodríguez Machado, quien aseguró que “es tremendo que desde el Gobierno nos pidan elegir a los argentinos entre salud o quedarnos sin trabajo”: “Cómo puede ser que el Presidente nos diga: ‘O se mueren todos o se quedan sin trabajo’. Y los argentinos nos quedamos con un gusto amargo y no sabemos como mantener nuestra fuente de trabajo”, indicó la legisladora.

A su turno, Oscar Parrilli ocupó su tiempo en repasar los decretos de necesidad y urgencia que sacó Mauricio Macri durante su presidencia. Mientras tanto, Cristina Kirchner asentía con la cabeza cada una de las acotaciones del ex secretario de la Presidencia. Cuando se terminó el tiempo la ex jefa de Estado le dijo:“Los 10 minutos de DNU del macrismo se terminaron. La próxima vez sigue contando los decretos que sacaron en los últimos 4 años”. Ambos esbozaron una sonrisa.

Finalmente, llegó el momento de la votación y Cristina Kirchner explicó como se llevaría acabo. Como había un acuerdo político previo para que 18 de los 20 DNU tuvieran un acompañamiento unánime, el secretario parlamentario leyó cada voto por separado y aclaró que senadores eran los que no acomapañaban los dos decretos en cuestión. Uno de ellos era el que ordenó cerrar las fronteras y otro el que prohibió los despidos.

COMENTARIOS