Coronavirus

Trágico récord en Brasil: murieron 881 personas por coronavirus en un día

También se registraron 9.258 infectados, lo que lleva el número total a 177.589, según confirmó este martes el Ministerio de Salud

miércoles 13 de mayo de 2020 - 7:15 am

Brasil sumó 881 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, número récord de fallecidos en un día en ese país. De esta manera, el total de víctimas fatales llega a 12.400.

También se registraron 9.258 infectados, lo que lleva el número total a 177.589, según confirmó este martes el Ministerio de Salud.

Con las cifras divulgadas este martes, Brasil sobrepasó a Alemania (173.034) en el ranking mundial y se convirtió en el séptimo país del mundo con el mayor número de casos confirmados de Covid-19.

En las estadísticas globales el país sudamericano ocupa el sexto lugar en número de muertos, por detrás de Francia que en el quinto puesto suma 26.994 fallecidos.

El nuevo récord se registra cuando ciudades como Manaos y Río de Janeiro entraron en colapso porque las redes de salud pública están desbordadas y las privadas están al filo del tope.

La anterior marca diaria tuvo lugar el viernes cuando fueron confirmadas 751 muertes por Covid-19 en 24 horas.

El Ministerio de Salud también informó que el 40,9% del total de infectados hasta el momento, que corresponde a 72.597 personas, se recuperan de la enfermedad, mientras que 92.593 personas (52,1 %) continúan en observación. Asimismo, dijo que hay 2.050 muertes en investigación.

El estado de San Pablo, el más poblado de Brasil con unos 46 millones de habitantes, continúa como epicentro de la pandemia en el país, con casi 4.000 muertes y más de 47.700 infectados. Le sigue Río de Janeiro con 1.928 fallecidos y 18.486 casos.

En medio de una creciente tensión política, con las cifras de este martes Brasil se consolidó como el país latinoamericano más golpeado por la pandemia.

El reporte diario se conoció horas después de que se supiera que el ministro de Salud de Brasil, Nelson Teich, no había sido consultado por el presidente Jair Bolsonaro​ antes de definir por decreto la reapertura de gimnasios y peluquerías, una medida ya rechazada por muchos gobernadores.

El decreto de Bolsonaro, que define como servicios esenciales a los gimnasios, barberías y salones de belleza, fue rechazado este martes por gobernadores e intendentes que mantienen medidas restrictivas o bloqueos totales para evitar la proliferación de contagios, reforzados por la decisión de la Corte Suprema que les dio la potestad de no aplicar las medidas federales.

La situación más curiosa de las últimas horas en Brasil fue la reacción del ministro Teich, un médico y empresario del sistema privado que asumió en reemplazo del desplazado Luiz Mandetta, que puso en evidencia su exclusión en la toma de decisiones sanitarias, pese a que el decreto cita al Ministerio de Salud como fuente de consulta para habilitar nuevas actividades.

“¿Ese decreto salió hoy? No tuvimos nada que ver, es algo del presidente” respondió Teich ante la consulta periodística sobre cuál era su opinión acerca de la medida, mientras que en ese mismo momento Bolsonaro declaraba en la residencia presidencial que “el ejercicio es salud y la higiene es salud”, al defender a los gimnasios y peluquerías como actividades esenciales.

Teich, sin experiencia en el sector público, comenzó a ser tildado de “comunista” por los bolsonaristas en las redes sociales porque evitó alinearse con el presidente en recomendar la cloroquina, remedio para la malaria y el lupus, como fundamental para combatir la enfermedad porque no existen aún pruebas concretas científicas.

La medida, de carácter federal y unilateral, no afecta directamente a los estados, pero les pone presión frente a los comerciantes que reclaman el regreso a las actividades.

Los gobernadores de Ceará, Maranhao, Bahía, Espirito Santo, Río de Janeiro y Pará ya rechazaron el decreto y anticiparon que no lo aplicarán, en base a la autonomía otorgada por el Supremo Tribunal Federal para enfrentar la pandemia.

El gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, anunciará su respuesta en las próximas horas, siendo el estado más afectado por la Covid-19, mientras que las regionales del sur del país, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, tienen acatamiento dispar a las medidas restrictivas.

En la capital de Santa Catarina, Florianópolis y otras ciudades, se permitió la apertura de los shoppings y comercios, respetando distancias y usando barbijo.

En Río Grande do Sul, causó revuelo la imagen registrada en las redes sociales en Gramado, exclusiva comarca serrana y de turismo de invierno, en la cual un restaurante de alto nivel sirve champagne a los turistas simulando llevar un féretro, con un DJ que tocaba la canción de un meme viral que remite a los funerales festivos de Ghana.

Fuente: agencias

COMENTARIOS