Coronavirus

El Gobierno de Suecia salió a responderle a Alberto Fernández

El Presidente argentino había cuestionado los resultados de las medidas tomadas por el país nórdico, que ya sufrió más de 3000 muertes desde que comenzó la pandemia

lunes 11 de mayo de 2020 - 1:23 pm

El Gobierno sueco salió a responder al presidente, Alberto Fernández, luego que este último días atrás usara en conferencia de prensa las medidas tomadas por el país nórdico ante el coronavirus como un ejemplo negativo.

“La verdad que lo que veo es que Suecia, con 10 millones de habitantes, cuenta 3.175 muertos por el virus. Es menos de la cuarta parte de lo que la Argentina tiene. Si seguimos el ejemplo de Suecia, tendríamos 13 mil muertos”, había dicho el presidente argentino.

Hoy, en un comunicado, Suecia explicó: “Es difícil hacer comparaciones directas entre las medidas de contención que han adoptado diferentes países”.

Sin caer en un tono confrontativo, desde el país nórdico explicaron que el objetivo de las políticas adoptadas es el mismo que en otras regiones: “Salvar vidas y proteger la salud pública”. No obstante, subrayó: “Pasará tiempo antes de que sepamos qué modelos funcionan mejor”.

Por otra parte, el embajador Anders Carlsson reconoció que a partir de las declaraciones de Alberto Fernández aumentaron las consultas y el interés sobre el modelo planteado en Suecia para combatir el coronavirus. Sin embargo, evitó confrontar y se limitó a difundir un comunicado oficial sobre el tema.

En un comunicado de la embajada sueca, explicaron: “Las medidas consisten en una combinación de legislación y recomendaciones. El Gobierno de Suecia ha impuesto el cierre de fronteras, suspensión de clases en escuelas secundarias, prohibición de visitas a geriátricos y eventos de más de 50 personas. Instamos a que las personas que presentan síntomas de Covid-19 no vayan a trabajar, lo cual es posible a través de un seguro de salud extendido. Las medidas de Suecia difieren de otros países solamente en tres aspectos: nosotros no hemos impuesto un aislamiento social, preventivo y obligatorio, no hemos impuesto el cese de la actividad comercial a algunas empresas y no hemos cerrado jardines de infantes ni escuelas primarias”.

Y agregaron que es muy difícil determinar si sus medidas son, o no, efectivas: “Suecia tiene tasas de mortalidad por Covid-19 más altas que algunos otros países que han impuesto la cuarentena, y más bajas que otros que también han impuesto la cuarentena”.

“La vida en Suecia no continúa como de costumbre”, señaló el comunicado pero a modo de advertencia hacia aquellos que mencionaban que se había actuado para mejorar la economía, el gobierno sueco fue taxativo y autocrítico en ello: “La economía sueca se vio fuertemente afectada por la pandemia y se espera un ascenso dramático del desempleo”.

COMENTARIOS