Fuera de juego

El día que Mike Tyson le quiso pegar a Michael Jordan: “Sé que estuviste con mi mujer”

La leyenda de la NBA y el poderoso boxeador coincidieron en un cumpleaños allá por el 1988, justo cuando este último no atravesaba un buen momento junto a su esposa

lunes 11 de mayo de 2020 - 11:32 am

Transcurría diciembre de 1988 y era el cumpleaños de Richard Dent, estrella de la NFL. En el restaurante donde se llevó a cabo la celebración también se encontraron otros dos mitos del deporte: Mike Tyson, campeón absoluto de los pesos pesados con apenas 22 años, y Michael Jordan, figura de los Chicago Bulls en la NBA con unos jóvenes 25 años.

Sin embargo aquel encuentro no terminó de la mejor forma entre ambos, dado que el legendario boxeador quiso golpear al que año más tarde sería el mejor basquetbolista de todos los tiempos. El co-promotor del púgil, Rory Holloway, contó la anécdota en su libro Domando a la bestia: la historia no contada de Mike Tyson.

Mike Tyson estaba sentado allí con su bebida preferida, un Long Island Tea“, recordó sobre ese momento en el que su pupilo atravesaba una complicada separación con su ex esposa Robin Givens, quien antes tuvo un pequeño romance con Jordan. “Cuando Tyson bebe saca sus verdaderos sentimientos“, confesó.

“Le comenté al mesero que diluyera sus bebidas porque sabía cómo iba a terminar eso. Entonces Mike se le quedó viendo a Jordan desde el lado opuesto de le mesa“, añadió. “Eh, tu, ¿crees que soy estúpido? Sé que estuviste con mi mujer“, lanzó Tyson con una mirada fulminante hacia MJ23.

Jordan se quedó como si hubiese visto un fantasma, no quería saber nada de eso. Es obvio que quería levantarse y salir corriendo de allí“, agregó Holloway. “Fue un circo de verdad esa noche. Don King tratando de cambiar de tema, yo y John tratando de retener a Mike, mientras le decía a todos que iba a reventar el culo de Jordan, y Jordan estaba vestido bien como siempre y no podía salir de allí lo suficientemente rápido“, detalló.

Para la fortuna del hoy protagonista de The Last Dance, y todas las personas presentes de la reunión, pudieron calmar los ánimos del más grande noqueador en la historia de los pesos completos.

 

COMENTARIOS