Salud

Por qué es importante ventilar el hogar

Los motivos por los que hay que renovar el aire de la vivienda al menos unos minutos al día

lunes 18 de mayo de 2020 - 7:23 am

Aunque mucha gente piensa que ventilar la casa es un hábito que solo sirve para eliminar los malos olores, lo cierto es que tiene más beneficios.

Al respirar eliminamos el dióxido de carbono del cuerpo, porque resulta tóxico para el organismo. Este es uno de los pilares fundamentales. Si no dejamos que el aire se renueve, se acumula dióxido y también pueden acumularse otras sustancias nocivas. Por ejemplo, el humo del tabaco o el que se genera al cocinar.

Del mismo modo, si tenemos calderas, estufas o chimeneas encendidas es aún más importante. Aunque casi todos los aparatos tengan un sistema de comunicación con el exterior, es frecuente que parte de los gases se acumule en el ambiente.

Al ventilar, el aire también se carga de oxígeno y se regula la humedad. Lo mismo ocurre con los malos olores y las partículas en suspensión e incluso el polvo. Cuando ventilamos, disminuyen y mejora el ambiente.

El hecho de que no ventilemos de forma correcta puede hacer que la salud se vea perjudicada: aumenta el riesgo de alergias y de infecciones, y el polvo y los gérmenes tienen una mayor facilidad para acumularse.

Los rayos del sol también son beneficiosos, ya que eliminan un gran número de microorganismos. Otro aspecto para tener en cuenta es que, al ventilar y equilibrar la humedad, evitamos que prolifere moho.

Es importante tener en cuenta la estación del año, la humedad y la temperatura, ya que nos ayudarán a escoger el mejor momento del día para hacerlo. Lo mejor es crear una corriente en toda la casa. Si es posible, abrir las ventanas de todas las habitaciones a la vez. Por lo general, con que pasen unos diez o veinte minutos es suficiente para renovar el aire.

Si es un dormitorio, se recomienda ventilar justo después de levantarse. Además, si hacemos la cama, lo ideal es esperar hasta que haya pasado este tiempo para que también se aireen las sábanas.

Durante el invierno, el mejor momento es por la mañana o el mediodía. Así, la temperatura no será tan fría como por la noche. En verano es, justamente, al contrario. Cuantas más personas haya en una casa, más tiempo debe haber para la ventilación.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS