Economía

Cerró el canje de deuda con un bajo nivel de adhesión: se extenderán las negociaciones

Este viernes venció el plazo para que los acreedores acepten la oferta de reestructuración de la deuda emitida bajo ley extranjera, que asciende a USD 66.500 millones; la negativa de los bonistas obligaría a Guzmán a estirar el plazo y negociar una nueva propuesta

viernes 8 de mayo de 2020 - 7:46 pm

El plazo que los acreedores externos tenían para aceptar la oferta argentina de renegociación de US$ 66.300 millones de bonos emitidos bajo legislación extranjera venció este viernes a las 18 horas (Argentina) con un bajo nivel de aceptación y sin ninguna contrapropuesta. 

El Gobierno Nacional había puesto el 8 de mayo a las 17 hora Estados Unidos como la fecha límite para que los bonistas respondieran a la propuesta realizada por la Argentina y evitar así el default.

Según fuentes de LPO , el nivel de aceptación rondó el 20% de parte de los acreedores que, en Argentina, tienen alguno de los 21 bonos emitidos bajo legislación extranjera que entraron al canje. Estos números estarían muy por debajo de lo esperado por el Gobierno, cuya intención era conseguir una adhesión superior al 60%.

El nivel de aceptación ya se avizoraba bajo tras la declaración de los tres grandes grupos de bonistas privados que realizaron el pasado fin de semana una declaración conjunta rechazando los términos de la oferta presentada por la Argentina.

“El nivel de adhesión fue tan bajo que lo más probable es que el Gobierno extienda el plazo y siga negociando, ya que si cierra con el escaso porcentaje de bonistas que aceptaron hoy la oferta y luego sigue negociando y ofrece una mejor oferta a los reacios, estará obligado, por la cláusula RUFO, a mejorarle las condiciones también a quienes hoy acepten”, comentó una fuente al tanto de las negociaciones a Nexofin. 

Crecen rumores de fracaso en la propuesta de Guzmán: menos del 15% de bonistas aceptó hasta ahora

De todas formas, todavía se mantiene la incógnita sobre cómo procedieron los grandes fondos de inversión que, con su aceptación o rechazo, determinarán el resultado del canje. Según se especula, los resultados oficiales se informarán en el transcurso del sábado.

Antes del cierre de las operaciones, Guzmán había afirmado que el país se mantiene “abierto al diálogo” y ratificó que el Gobierno sigue siendo “flexible” para “escuchar” a los acreedores. Si efectivamente se confirma la baja aceptación, Economía tendrá un estrecho margen hasta el 22 de mayo para evitar que la Argentina vuelva otra vez a caer en default.

Sin embargo, en diálogo con LPO, fuentes del Ministerio de Economía sostuvieron que los acreedores están muy fastidiados con Guzmán, a quien acusan de “amateur“, y no estarían interesados en renegociar los canjes de deuda.

“Hay mucho malestar entre los principales acreedores no sólo con la propuesta de Guzmán sino con el manejo de las negociaciones”, afirmó la fuente y agregó que “no van a presentar una contrapropuesta como espera el gobierno, sino esperar a que el gobierno afloje”.

COMENTARIOS