Sociedad

Quiso comprar un hermoso cachorro y terminó involucrado en un delito

La víctima quiso hacerle un regalo a su hijo y terminó viviendo una pesadilla en la que no sólo perdió el dinero, sino que también le suplantaron su identidad

viernes 8 de mayo de 2020 - 9:50 am

Un hombre colombiano, identificado como Orlando Silva, está viviendo una pesadilla luego de querer comprar un bulldog francés blue. La idea era adquirirlo como regalo para su único hijo, quien cumplía 15 años, pero terminó estafado y con la identidad suplantada.

La familia usó una famosa plataforma para realizar compras y ventas por Internet. Allí encontraron una vendedora en Floridablanca, Santander (Colombia), que ofrecía los cachorros, afirmando que eran puros, a un precio muy favorable: USD 633.

De inmediato se contactaron: “La señora respondió y me dio un número telefónico para que la llamará y agilizara el proceso”, dijo al medio El Tiempo, la víctima. Por lo general el precio de estos animales están entre los USD 1.000 a 1.140. Esto fue una de las cosas que más le llamó la atención, pero ante la insistencia del menor siguieron la búsqueda por la plataforma.

Aunque el precio le generaba desconfianza siguió hablando con la mujer vía WhatsApp. Allí le afirmó que “era puro, y que era el último que le quedaba de la camada, por lo que quería dejarlo en una buena familia” y le envió fotos del pequeño animal.

Con las imágenes, decidieron seguir adelante con el proceso. Según el relato de Silva, la vendedora le pidió una fotocopia de su documento “para extender el certificado de Pedigrí, y la factura”. El hombre señaló que la mujer fue muy amable en la conversación, le hizo sentir confianza.

La conversación siguió con ella pidiéndole un dinero por adelantado, como una manera de formalizar el trato. Confiado, el hombre le giró la plata y le pidió a un conocido que se acercara hasta la dirección que le habían dado para verificar el estado del cachorro.

El hombre descubrió la estafa y a partir de allí comenzó su calvario

Para su sorpresa, la persona lo llamó desde el lugar donde supuestamente estaba el criadero canino y le dijo: “Aquí no hay nada, esto es un lugar desocupado”. Inmediatamente intentó contactarse con la mujer pero está no le respondió.

“Entendí que me habían robado, la verdad me sentí muy molesto conmigo, no entendía cómo pude caer en una trampa como esa, pero me excuso en que el contacto estaba en una reconocida plataforma”, señaló.

Lejos del mal momento, el hombre siguió con su vida, pero todo comenzó a empeorar: “Me llamó un Policía quien me preguntó si yo hacía parte de una escuela canina, le expliqué que esa no era mi actividad. Me dijo que mis datos aparecían en una plataforma donde ofrecía cachorros y que ya habían recibido dos quejas por intento de estafa, quede frío”, señaló Silva.

El hombre le explicó al oficial que a él lo habían estafado y el uniformado le preguntó si había interpuesto la denuncia. Él no lo había hecho, y al entender la gravedad de los hechos, se dispuso a hacerlo de inmediato. En la Policía le explicaron que debía denunciar por los delitos de estafa y suplantación de identidad.

El hombre señaló que quiso compartir su historia, para advertir lo fácil que es caer en manos de los delincuentes. La Policía y la Fiscalía ya están al frente de la investigación para ubicar a las personas que están estafando a través de la reconocida plataforma.

Fuente: Mitre

COMENTARIOS