Política

El excuñado de Florencia Kirchner, en un puesto clave para la relación con China

Gustavo Vaca Narvaja, hermano de Camilo, el ex de Florencia Kirchner, fue nombrado representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones en China

jueves 7 de mayo de 2020 - 3:37 pm

Gustavo Sabino Vaca Narvaja, hermano del ex de Florencia Kirchner y actual Secretario General de Presidencia, Camilo, ocupará a partir de ahora un rol clave en la relación bilateral con China.

Será, según el decreto 439/2020, representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones en China. El flamante funcionario se expresó a favor de firmar el acuerdo conocido como “de la Franja y la Ruta”, que busca estrechar vínculos económicos y exportar el modelo de desarrollo según el diseño de Beijing.

Gustavo Sabino fue director general de Relaciones Internacionales del Senado con Boudou y volvió a ser designado en el mismo cargo junto a Fernández de Kirchner en diciembre último. Es hijo de Fernando Vaca Narvaja, emblemático integrante de la FAR Montoneros. Según el libro publicado por Analía Argento De vuelta a casa. Historia de hijos y nietos restituidos (2008), se crió en la guardería montonera de Cuba.

Durante su asunción del 10 de diciembre, Alberto Fernández se reunió con el enviado de Xi Jinping con quien acordó sumarse a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el megaproyecto global de China para sellar vínculos económicos en todo el planeta. Como parte del relanzamiento de la relación, el Gobierno planeaba la designación como embajador en Beijing de Vaca Narvaja, quien además es director del Programa de Cooperación y Vinculación Sino-Argentino de la UNLA. El funcionario también viajó varias veces a China y estrechó vínculos políticos y académicos. Conoce en detalle la Iniciativa de la Franja y la Ruta y es un firme promotor de que Argentina se sume.

“Un buen modo de lograr una nueva relación bilateral sería retomar el diálogo para la firma del postergado memorándum de adhesión a la emblemática Nueva Ruta de la Seda”, escribió el año pasado en El Cohete a la Luna. Adherir al megaproyecto chino conllevaría potenciales riesgos y beneficios en cuanto al posicionamiento en la escena global: para el Gobierno, mantener relaciones equilibradas y simultaneas con China y Estados Unidos, en un contexto de agudización de la disputa hegemónica, es uno de los mayores desafíos de política exterior.

En ese sentido, Vaca Narvaja había considerado que “ser parte de la Franja y la Ruta puede ampliar nuestras posibilidades de financiamiento e inversión en vectores importantes para el desarrollo nacional, como el sector pymes”.

COMENTARIOS