River

“Una vez casi nos agarramos a piñas con Marcelo Gallardo”

Un multicampeón con River sorprendió a todos al asegurar que discutió y fuerte con el DT más ganador de la historia riverplatense

martes 5 de mayo de 2020 - 11:05 am

Marcelo Gallardo es reconocido dentro del mundo del fútbol como un tipo noble y con códigos, pero también de un fuerte carácter. Eso lo ha llevado a pelearse varias veces, sobre todo en su etapa más efusiva como futbolista.

Una de ellas fue con Marcelo Escudero, excompañero y multicampeón con el River de Ramón Díaz. “Casi nos agarramos a piñas con Marcelo, yo le metí una murra fuerte y se enojó. Estábamos todos fastidiosos. Fue después de un viaje a Caracas, que la habíamos pasado mal, mal, ja”, recordó el volante, en diálogo con TNT Sports.

Casualmente, hoy el Pichi es el DT de la quinta división y tiene un buen trato con el Muñeco: “Siento un gran orgullo que me haya llamado Marcelo Gallardo. Lo conozco desde los 18 años, no es que tenemos reuniones todos los días, pero nos vemos y es el trato como cuando éramos compañeros. Tenemos una relación bárbara, porque a pesar de no vernos mucho, el afecto es mutuo. Para nosotros es importante estar en el club, más que nada por como uno siente el fútbol”.

“Hay unas bajadas de línea, pero nosotros tenemos libertad de jugar como nosotros querramos. Uno ya conoce la historia del club, hay cosas que no hacen falta decírmelas. Uno ya conoce cómo juega River y el espejo nuestro es el primer equipo”, agregó sobre cómo es trabajar en el ciclo del DT más ganador de la historia riverplatense.

Marcelo Escudero (@mescuderodt) | Twitter

Pero si a Gallardo se le hizo más fácil arrancar el ciclo como entrenador, en parte fue gracias a Escudero: “Cuando nos fuimos de River con Ramón, yo pensé que iba a ser difícil para él que agarre porque Ramón se fue ganador. Y cuando me enteré que era Marcelo, lo llamé por teléfono, porque si quería saber algo de algún jugador, estaba a disposición”.

“Estuvimos hablando un rato, me lo agradeció. Después de cinco o seis años en el club, se nota que sabe lo que hace. Él me demostró que la suerte no existe, porque vive para esto y se preparó mucho para dirigir a River. Los resultados del trabajo constante están claritos”, rememoró el exfutbolista de 47 años.

COMENTARIOS