Coronavirus

Procesaron al joven acusado de contagiar de coronavirus a su abuelo, que luego murió

Eric Torales asistió a una fiesta de 15 tras volver de los Estados Unidos y sin cumplir la cuarentena. Su madre también fue infectada. El juez Néstor Barral lo acusó de propagar la enfermedad y lo embargó por 50 millones de pesos

lunes 4 de mayo de 2020 - 11:00 am

Eric Torales, el joven de 24 años que, un día después de su regreso de los Estados Unidos, fue a la fiesta de 15 de su prima y contagió de Covid-19 a 20 personas, provocando la muerte de su abuelo, fue procesado por ser “responsable del delito de propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa culposa agravada por el resultado enfermedad y muerte”, que tiene una pena prevista de hasta cinco años de cárcel.

Así lo resolvió el juez federal de Morón Néstor Barral. En la resolución, el magistrado trabó un embargo sobre los bienes de Torales hasta cubrir la suma de 50.000.000 de pesos. También ordenó la libertad del imputado y le impuso la obligación de presentarse una vez por mes en el juzgado.

“La actitud adoptada por Torales al concurrir a la fiesta de cumpleaños de quince de su prima, a la que fueron más de cien personas, cuando existía una norma que lo obligaba a estar aislado y no tener contacto con otros individuos, no deja dudas de que propagó la enfermedad que posteriormente se le diagnosticó”, sostuvo Barral en su fallo.

Durante su indagatororia, Torales se negó a declarar y se remitió a un escrito presentado por su abogado, el ex juez Guillermo Tirscornia, dónde explicó que había decidido ir a la fiesta porque tenía significado afectivo muy especial conforme las “costumbres argentinas” y porque constituía algo “único e irrepetible”.

“Nunca, jamás, hubiese imaginado que podría resultar ser portador del virus, y menos podría decirse que tuve la menor intención de contagiar absolutamente a nadie y y menos a un a personas que forman parte de mi entorno familiar”, se afirmó en el escrito presentado por Tirscornia. Los síntomas de Covid-19 los empezó a tener 48 horas después de la fiesta.

Si bien contagió a varias y provocó la muerte de su abuelo, para Barral no hubo intención en el accionar de Torales y por eso calificó el hecho como culposo y no doloso.

COMENTARIOS