Economía

La Ciudad flexibilizará la cuarentena a partir del 10 de mayo: ¿qué actividades habilitaría?

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, explicó que llevarán un plan al Presidente para flexibilizar la cuarentena y "generar una cierta movilidad controlada de la economía"

lunes 4 de mayo de 2020 - 11:04 am

Por el momento, nada de deporte o de salidas recreativas después del 10 de mayo en la Ciudad de Buenos Aires. Según se conoció hoy, los funcionarios de la Ciudad trabajan en un plan de flexibilización de la cuarentena que presentarán al presidente, Alberto Fernández, para reactivar algunos sectores de la economía que se encuentran totalmente frenados por causa de la pandemia del Covid-19.

Así lo adelantó el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, en diálogo con radio La Red: “Después del 10 de mayo, lo que haremos es presentarle al presidente Alberto Fernández las diferentes alternativas para ver cuáles sectores sociales y económicos podemos ir abriendo en función de generar una cierta movilidad controlada de la economía”.

En primer lugar, explicó que la flexibilización que planean aplicar comprendería la activación del “take away”, una modalidad que permite retirar la comida, o cualquier producto, por el local. La semana pasada, los comerciantes explicaron que esta modalidad podría aumentar la recaudación diaria y engordar una caja que, por el momento, sólo genera ingresos a través del delivery, lo que representa entre el 5% y el 10% de la facturación. Al respecto, Santilli explicó: “Esto puede mejorar al comerciante gastronómico el pago de los salarios de su gente, pero además no pone más gente en la calle, que ya está trabajando con delivery; y la cocina ya está abierta”.

También agregó: “Estamos analizando sectores profesionales en los que la movilidad no es tan alta”.

Otro sector que ingresaría en el plan de flexibilización porteño es la construcción. En palabras de Santilli, “el 75% de los obreros de la construcción vive en la provincia de Buenos Aires y su medio de transporte es el tren, el colectivo o el subte”, y aclaró que ese sería el problema.

En ese sentido, indicó que piensan en “diferenciar horarios”; por ejemplo, “que la construcción comience de 6 a 14, o de 7 a 15, y eso evitaría horarios pico”, ya que el sector alcanza “una movilidad de 270 mil personas”.

Santilli reflexionó, sin embargo, que “es muy difícil analizar esto sólo desde la Ciudad; creo que hay que trabajarlo con el gobernador de la provincia de Buenos Aires”.

COMENTARIOS