Economía

Cuál es la advertencia de Cavallo sobre la crisis post pandemia

El exministro aseguró que el desempleo “probablemente supere el 25% de la población económicamente activa"

viernes 1 de mayo de 2020 - 3:51 pm

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo opinó esta semana sobre la crisis económica que está provocando la continuación de la cuarentena por el coronavirus, tanto a nivel global como local. El exfuncionario advirtió sobre los efectos económicos que generará en los próximos meses y planteó cuál podría ser la única solución “para escapar de este dramático destino”.

En un seminario online que brindó esta semana titulado “los peligros de la estanflación”, Cavallo alertó que “la crisis que se va a agravar en los próximos meses, y quizá también en los próximos trimestres, porque todavía no hemos visto todos los efectos económicos y sociales de la paralización virtual de un alto porcentaje de la actividad económica. Y no hay muchas cosas que el Gobierno pueda hacer para atenuar en lo inmediato los efectos económicos y sociales de esta crisis”.

Esto porque, según señaló, la Argentina es mucho más vulnerable que el resto del mundo: “Más allá de lo que ya anunciado (el presidente Alberto Fernández), otros países tienen más herramientas, lo que se llama un mayor espacio fiscal”. En ese sentido, advirtió que si en el Gobierno continúan predominando “las tendencias estatistas, intervencionistas y aislacionistas, el final de esta crisis puede ser la hiperinflación”.

Según el economista, si bien en todos los países el cierre obligatorio de muchos establecimientos y la cuarentena provocan fuertes disminuciones de la oferta de bienes y servicios y de los ingresos de las familias, en la Argentina se suma el agravante de que “no existe un buen sistema de seguro de desempleo y la economía informal representa el 40% de la población”. En consecuencia, no funciona este mecanismo amortiguador.

En tanto, destacó el hecho de que muchos trabajadores de la economía informal no estén bancarizados ni registrados en la seguridad social hace que sea más difícil ayudarlos porque no se les pueden enviar cheques o depositarles dinero en sus cajas de ahorro. Según la mirada de Cavallo, otra traba no menor es que “la Argentina no cuenta con crédito ni interno ni externo” y el Banco Central “emite una moneda incapaz de mantener su valor”.

“También por el lado de la demanda, la falta de una moneda que sirva como depósito de valor, dificulta la utilización de los ahorros para complementar los ingresos. La mayoría de las familias que pudieron ahorrar en el pasado, mantienen sus ahorros en dólares y, si los quieren convertir legalmente en pesos, deben venderlos en el mercado controlado o incurrir en fuertes costos de intermediación en el mercado de bonos, amén de que muchos no saben cómo acceder a este mercado”, señaló.

“Así como no es fácil en la Argentina recurrir a los ahorros del pasado para moderar las oscilaciones de los ingresos corrientes, tampoco es fácil utilizar el financiamiento bancario con ese mismo objetivo, porque el costo del crédito en pesos para los consumidores es muy alto y cuantitativamente muy limitado”, apuntó.

En esta línea, el economista sostuvo que “solo la emisión monetaria quedará como mecanismo de financiamiento de los déficits fiscales de la Nación, de las provincias y de las situaciones de insolvencia del sector privado que activen mecanismos de garantías oficiales”. Según calcula, el déficit fiscal, aún sin contar el pago de intereses, puede llegar a superar el 5% del PBI y la base monetaria difícilmente aumente menos del 100% durante el 2020.

COMENTARIOS