Salud

Beneficios de contarles un cuento a los niños antes de dormir

Doce motivos por los que vale la pena llevar a cabo este hábito

miércoles 6 de mayo de 2020 - 7:33 am

Leer un cuento a los niños a diario es mucho más que una simple actividad para arrullarlos antes de dormir o entretenerlos un rato. Estudios afirman que desarrollar esa tarea como un hábito puede estimularlos de muy variadas y valiosas maneras.

Favorece el desarrollo del lenguaje y la imaginación y resulta infalible para relajarlos después de una jornada agitada; además de desarrollar lazos más fuertes entre ambos. Sin embargo, los beneficios son mucho más numerosos:

Los hace más reflexivos. Los cuentos infantiles suelen comunicar un mensaje que los ayuda a comprender la forma en que deben actuar y comportarse, distinguir entre lo bueno y lo malo o comprender una situación especial.

Los ayuda a combatir sus propios temores. Cuando se puede identificar con las emociones de los protagonistas y conoce el desenlace y lo que le va ocurriendo a lo largo de la historia, arma argumentos para afrontar sus propios miedos y puede desarrollar una sensación de mayor control.

La historia sienta las bases para su desarrollo intelectual. Al contárselo es posible ayudarlo a entender las cosas con más rapidez.

Les estimula la memoria, la comprensión y el vocabulario. Aprender más palabras y desarrollar sus capacidades cognitivas lo ayudará muchísimo posteriormente, porque podrá leer mejor y por consiguiente tener un mejor desempeño escolar.

Desarrolla y amplía sus capacidades de percepción y comprensión del mundo en que vive. A la hora de la lectura, se sumerge en una historia en la que resulta necesario que comprenda el mensaje que se quiere transmitir. Para ayudarlo a mejorar su comprensión, un ejercicio efectivo que pueden hacer los adultos es preguntarles sobre lo que leyeron.

Aumenta su sensibilidad y favorece la educación en valores. Los cuentos suelen incluir enseñanzas que le servirán para crecer como persona. La colaboración de un adulto a la hora de leer el cuento le ayudará a  identificar valores tales como la amistad, la generosidad, la amabilidad, la solidaridad y la empatía. De esta forma, podrá mejorar tanto su comportamiento como las relaciones con otros niños.

Aprenden a escuchar y poner atención, elementos necesarios para un buen aprendizaje.

Aumenta su creatividad. Cuando leen se introducen en un mundo mágico del que se sienten protagonistas. Se involucran en la historia y, si un adulto lee con ellos, podrá ayudarlo a dotar de realismo. Leer de manera conjunta hará posible una recreación del cuento que favorezca la creatividad a la hora de interpretar lo escrito y lo ayudará a expresarse con fluidez.

Mejora su ortografía. Gracias a la lectura, pueden fijar reglas de ortografía y, a la hora de escribir, los cuentos pueden ser un referente gráfico de cómo se escribe correctamente alguna palabra.

Aumenta sus conocimientos. Según la historia que relate, tienen una gran oportunidad de aprender sobre historia, vida humana y animal; geografía, biología, letras, colores, números y palabras en otro idioma.

Mejora el lazo afectivo con sus padres a partir del tiempo exclusivo compartido. Además, la cercanía construye una mayor confianza para el futuro, indispensable para que sientan la afinidad necesaria para comunicar situaciones difíciles que estén viviendo y sentir la seguridad de recibir orientación y apoyo.

Fomenta la lectura y su amor por los libros a través del interés que despiertan las historias, muchos se inician a la lectura con cuentos con los que comienzan a practicar su habilidad para comprender primero y leer cuando aprendan. Además, cuando lee acompañado de un adulto, puede ir corrigiendo errores, aprendiendo palabras nuevas que no escucha en su día a día y construyendo su gusto por la lectura.

Fuente: Web Dr. Cormillot

COMENTARIOS