Coronavirus

Transporte público: cómo es el nuevo protocolo para pasajeros y choferes que estableció el Gobierno

La nueva normativa afecta a colectivos, micros y transporte de carga. Además, fija frecuencias del servicio, periodicidad de la limpieza y otras medidas preventivas

martes 28 de abril de 2020 - 11:40 am

Una de las mayores preocupaciones que tiene el Gobierno Nacional a la hora de pensar en flexibilizar la cuarentena es el uso del transporte público debido a las dificultades para hacer cumplir el distanciamiento social y prevenir posibles contagios de coronavirus.

Por ese motivo, la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) estableció un nuevo protocolo dispuesto para pasajeros y choferes de colectivos, micros y transportes de carga.

La nueva normativa se oficializó este martes a través de la Disposición 28/2020, publicada en el Boletín Oficial. Se trata del Protocolo “Plan de emergencia COVID-19 para el transporte automotor” y alcanza al transporte automotor urbano, interurbano de pasajeros y al de cargas generales y peligrosas, así como a las terminales de ómnibus y ferroautomotoras.

De acuerdo con lo establecido, el personal asignado al servicio deberá tener a su alcance alcohol en gel y soluciones a base de alcohol, además de jabón antibacterial y toallas desechables.

Además, los conductores deberán utilizar barbijos (que las empresas les deben proveer) al igual que todos los empleados que desarrollen tareas vinculadas a la actividad en instalaciones.

En el caso de aquellos trabajadores catalogados como no esenciales, las empresas deberán fomentar el teletrabajo y el uso digital en transacciones para evitar contacto físico.

La normativa se implementa durante la tercera etapa de cuarentena focalizada que autorizó el funcionamiento de más actividades. En ese marco, aumentó el número de infectados en la Ciudad y el Gran Buenos Aires por lo que las autoridades consideraron necesario un “refuerzo de las normas preventivas en el transporte”.

En lo que respecta a la frecuencia, el protocolo establece que “las empresas deberán mantener los esquemas de frecuencias para la prestación de servicios”.

COMENTARIOS