Salud

Exfoliantes caseros para cuidar los pies

Cuatro recetas para hacer en tu casa y tenerlos sanos y bonitos

miércoles 6 de mayo de 2020 - 7:32 am

Quizá los pies sean una de las zonas que menos mostramos y tendemos a olvidarnos de su cuidado, pero al igual que el rostro, también deben hidratarse y exfoliarse. Estas recetas de exfoliantes que podés hacer en casa, te ayudarán a tenerlos sanos y bonitos.

Exfoliante con azúcar morena y miel

Ingredientes

Azúcar morena o mascabado (2 cucharadas)

Miel de abeja natural (1 cucharada)

Procedimiento

En un recipiente mezclá ambos ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea; aplicala sobre tus pies limpios dando un masaje, insistí en la zona de las cutículas.

Hacé el masaje por aproximadamente 10 minutos y enjuagá con agua tibia, podés aplicar una crema hidratante al final.

Exfoliante con café y aceite de almendras dulces

Ingredientes

Café de grano molido (1 taza)

Azúcar morena o mascabado (½ taza)

Aceite de almendras dulces (2 cucharadas)

Procedimiento

En un recipiente juntá los tres ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea; si sentís que está muy seco, agregá un poquito más de aceite de almendras dulces.

Hacé el masaje por aproximadamente 15 minutos y enjuagá con agua tibia, podés aplicar una crema hidratante al final. El aceite de almendras dulces lo podés conseguir en cualquier farmacia.

Exfoliante con azúcar morena y aceite de argán

Ingredientes

Azúcar morena o mascabado (2 cucharadas)

Aceite de argán

Jugo de limón

Procedimiento

En un recipiente mezclá los tres ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea; si no tenés aceite de argán, podés usar aceite de oliva.

Hacé el masaje por aproximadamente 15 minutos y enjuagá con agua tibia, podés aplicar una crema hidratante al final.

Exfoliante con sal y aceite de coco

Ingredientes

Aceite de coco (el que se usa para cocinar) (½ taza)

Sal de mar (1 taza)

Procedimiento

En un recipiente mezclá la taza de sal y agregá la media taza de aceite de coco, hasta obtener una mezcla homogénea; aplicala sobre tus pies limpios dando un masaje, insistí en la zona de las cutículas. Si querés, podés agregar algún aceite esencial para que le de un poco de fragancia, como el de menta.

COMENTARIOS