Seguinos en nuestras redes

Salud

Consejos para guardar un plato cocinado en la heladera

Qué precauciones debemos tener para evitar intoxicaciones alimentarias

Una de las principales manías que hay en la cocina es la de meterlo todo en la heladera. Y lo solemos hacer de cualquier manera, sin pensar mucho ni cómo, ni cuándo ni porqué. Pero, ¿qué ocurre si no se sigue una buena estrategia de conservación? ¿A qué temperatura debe hacerse y cómo?

Una de las causas más comunes de intoxicaciones alimentarias es el enfriamiento inadecuado de los alimentos cocinados. Las bacterias están en todas partes; incluso después de que un alimento se cocine a una temperatura interna segura, pueden reintroducirse y después reproducirse. Las opiniones sobre si debe o no ponerse la comida caliente en la heladera varían.

En Estados Unidos, por ejemplo, el énfasis está en que no hacerlo puede fomentar el rápido desarrollo de bacterias. En la Unión Europea, en cambio, gana la idea de que es mejor dejar que se enfríen un poco antes de ponerlos en la heladera. Ambos enfoques se basan en hechos y hay justificaciones para los dos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense aconseja refrigerar tan pronto como sea posible porque a temperatura ambiente (entre los 5ºC y los 65ºC, considerada la “zona de peligro”), el riesgo de proliferación de bacterias aumenta. Sin embargo, debe prestarse atención a cómo se ejecuta este proceso, porque hay algunos inconvenientes:

– Calienta los alimentos que tienen al lado: poner comida caliente en la heladera supone que se produzca una subida rápida de la temperatura del interior y, en consecuencia, un aumento del riesgo de contaminación del resto de alimentos y una reducción del tiempo de almacenamiento. Es recomendable dejar suficiente espacio alrededor de la comida caliente para que circule el aire y para mejorar el proceso de enfriamiento y colocar la comida, si está un poco templada, en la parte de arriba porque en esta zona la temperatura se mantiene más estable. Además, el aire caliente tiende a subir y el aire frío cae, por tanto, si lo ponemos arriba las temperaturas templadas afectarán a menos alimentos.

– La comida se enfría de manera desigual: si queremos enfriar gran cantidad, el frío no llegará por igual a todas las partes. La refrigeración se produce sobre la superficie y el volumen: cuanto más pequeña es la porción, más rápido se enfría. Por tanto, es recomendable fraccionarla y guardarla en recipientes poco profundos para acelerar el proceso.

– Puede provocar condensación en el interior de la heladera: el vapor de los alimentos calientes lleva a la condensación, que formará gotas de agua y hielo en la parte posterior. Con el tiempo, el exceso de humedad conduce al crecimiento de moho y hongos, y al deterioro de los alimentos. El espacio fresco, húmedo y oscuro proporciona rápidamente un lugar idóneo para bacterias y hongos. Para evitarlo, sellar el recipiente con una tapa. Esto es especialmente recomendable en el caso de preparaciones líquidas como sopas.

– Cuidado con la contaminación cruzada de alimentos crudos a cocinados: mejor no poner de lado ambos alimentos porque los microbios de unos (normalmente los crudos) pueden pasar a los otros. Es recomendable almacenar los crudos en la parte baja de la heladera y los cocinados en las estanterías superiores.

Cómo refrigerar la comida caliente

Los gérmenes se desarrollan con bastante rapidez cuando la comida se deja a temperatura ambiente, pero hay un margen de maniobra. Si bien las bacterias nocivas pueden crecer en los alimentos de forma muy rápida, esto no ocurre de inmediato.

Deben refrigerarse los preparados y la comida sobrante dentro de las dos horas de haberla preparado (una hora si estamos en verano), porque a mayor calor y más tiempo, más riesgo de que se multipliquen las bacterias.

Y esto ocurre sobre todo con la carne, el pescado, los huevos y las sobras, para los que el tiempo de enfriamiento desde el final de la cocción hasta llegar a los 10ºC no tendría que ser superior a las dos horas.

Lo más recomendable para enfriar uno caliente antes de ponerlo en la heladera y no desestabilizar la temperatura interior, que debe estar por debajo de los 5ºC, es ponerlo dentro de un envase hermético (si es de vidrio mejor) y enfriarlo usando el baño maría con agua muy fría.

Este proceso, conocido como baño maría inverso, consiste en proporcionar a la comida caliente frío indirecto. Puede hacerse con agua muy fría o con hielo. Lo que está claro es que la comida necesita ayuda para enfriarse más rápido, no puede hacerlo sola.

Los factores que afectan a la rapidez son el tamaño del alimento que se enfría y la densidad, cuanto más densa, más lento será el proceso. En la heladera, un plato cocinado no debería estar más de cinco días.

Fuente: Consumo claro

Salud

Comenzó en el país la vacunación contra el Covid-19 para jóvenes de 12 a 17 años sin comorbilidades

Ya son 7 las provincias que están iniciando la inmunización de sus adolescentes contra el coronavirus y se espera que ese número crezca con el paso de las semanas

Argentina comienza a vacunar a un nuevo grupo etario contra el coronavirus. En esta oportunidad, se suman al plan de inmunización los jóvenes de 12 a 17 años sin factores de riesgo. Por el momento, la medida abarca a algunas provincias y no a nivel nacional, aunque se espera que ocurra con el paso del tiempo.

Las provincias que iniciaron la inscripción y/o vacunación de estas personas son Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza Río Negro, Tucumán y Santa Cruz.

Pfizer informó que su vacuna contra el coronavirus es segura y genera anticuerpos en niños - Télam - Agencia Nacional de Noticias

Por el momento, las vacunas que estarán a disposición para la vacunación de estas personas son la Moderna y la Pfizer. En las distintas provincias ya se han registrado miles de chicos y chicas inscriptos y vacunados contra el coronavirus.

Recordemos que algunas personas menores de edad ya fueron inoculadas ante el Covid-19, pero todas padecen factores de riesgo contra la enfermedad, como el diabetes y la obesidad. Por ende, la novedad consiste en el inicio de la vacunación para adolescentes sin ningún inconveniente de salud.

Continuar leyendo

Salud

Por el momento, Estados Unidos no admitirá el ingreso de extranjeros con la Sputnik V

El país norteamericano anunció que autorizará la entrada a su territorio de personas con vacunas aceptadas por la OMS y el fármaco ruso todavía no se encuentra en la lista, aunque se encuentra en un “avanzado estado de aprobación”

Estados Unidos anunció la lista de vacunas que aceptará en su territorio por parte de extranjeros, las cuales incluyen a las aceptadas por la Organización Mundial de la Salud, sin incluir las trabajadas en los laboratorios locales (Pfizer, Johnson & Johnson y Moderna). El problema para algunos argentinos que quieran viajar a EE. UU es que la Sputnik V todavía no está aprobada por la OMS. Por lo tanto, no podrán viajar a ese país en el futuro cercano.

Sin embargo, la aprobación de la Sputnik es inminente, por lo que se supone que de acá a fin de año quedaría aceptada por la OMS y, por lo tanto, no habría inconvenientes para ingresar a Estados Unidos. Todavía no se sabe cuándo ocurrirá la aprobación.

Sputnik V: por qué hay escasez de la vacuna rusa y qué pasará con los que recibieron la primera dosis y no pueden acceder a la segunda - BBC News Mundo

La lista de vacunas aprobadas por la OMS son: Pfizer-Biontech, AstraZeneca, Johnson & Johnson-Janssen, Moderna, Sinopharm y Sinovac.

Representantes de la Organización Mundial de la Salud ya viajaron, en su momento, a Rusia para monitorear la Sputnik, aceptada por decenas de países, y se encontraron con algunos inconvenientes en su protocolo de esterilización y con un peligro de contaminación cruzada en una de las plantas que trabajan con la vacuna. “No se atenía a las mejores prácticas de producción·, declaró Jarbas Barbosa, subcirector de la Organización Panamericana de Salud. Además, comunicó que todavía se sigue esperando por la aprobación de la Sputnik.

Continuar leyendo

Europa

Cómo les fue a los países que levantaron la obligatoriedad del uso del barbijo

Con resultados dispares varios países alrededor del mundo avanzaron con esta medida

El último martes la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dio un giro en la política sanitaria contra el coronavirus del Gobierno al levantar muchas de las restricciones que todavía continuaban vigentes; una de ellas fue la obligatoriedad de usar barbijos en espacios públicos. La medida estará vigente desde el 1 de octubre pero muchos ya festejan o mostraron su preocupación por lo que pueda ocurrir a partir de esa fecha.

Lo cierto es que muchos países ya han tomado medidas similares ya con la variante Delta circulando y han tenido resultados dispares. Estos son algunos ejemplos.

Israel

El Estado hebreo fue uno de los primeros en avanzar con esta decisión el 18 abril, amparándose en los excelentes números epidemiológicos que tenía el país gracias a una correcta gestión de la pandemia y una campaña de vacunación que comenzó a gran velocidad en el mes de diciembre. El Gobierno de Jerusalem fue más allá con la medida y anunció que los ciudadanos podían quitarse el barbijo también en interiores.

Sin embargo, diez días después las autoridades dieron marcha atrás ya que comenzaron a evidenciar un repunte en los contagios que persiste hasta el día de hoy

Estados Unidos

El país norteamericano se acopló rápidamente a la medida de Israel y el flamante Gobierno de Joe Biden anunciaba a fines de abril que la gente totalmente vacunada podía volver a salir a la calle sin tapabocas. El 13 de mayo las autoridades sanitarias señalaron que las personas que ya estén completamente vacunadas contra el coronavirus pueden dejar de usar tapabocas en espacios cerrados.

No obstante, aquí también se experimentó una suba en los casos los CDC volvieron a pedir que las personas vacunadas usen barbijo en espacios públicos e interiores en la mayor parte del país, además de en las escuelas, en medio de una ola de contagios y hospitalizaciones. De todas formas, los grandes resultados que evidenciaban las vacunas llevaron a que solo pocos estados tomen medidas al respecto y solo con la población que no estaba inoculada.

Reino Unido

El 19 de junio, la isla europea celebró el “Día de la Libertad” ya que se habían terminado varias restricciones, entre ellas las del uso de tapabocas incluso en interiores o en el transporte público. A diferencia de otros países, se mantuvieron estables los números de casos diarios, aunque las autoridades sanitarias no descartan tomar medidas cuando comience el invierno.

España

España fue otro de los países europeos en levantar la obligatoriedad del uso del tapabocas con la llegada del verano. “Este será el último fin de semana con mascarillas en los exteriores, porque el próximo 26 de junio ya no las llevaremos en espacios públicos”, dijo entonces el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. “Nuestras calles y nuestros rostros recuperarán en los próximos días su aspecto normal”, celebró.

Pero un mes después, una explosión de casos de variante Delta vinculada al turismo obligó a las autoridades a dar marcha atrás en varias provincias como Cataluña, el País Vasco y las islas Baleares.

Dinamarca

La nación escandinava es uno de los casos de éxito en la eliminación del barbijo. En junio Dinamarca se convirtió en primer país europeo en eliminar el uso obligatorio de tapabocas en interiores, medida que se extendió al transporte público en agosto. Allí ya la vida prepandémica ha vuelto en toda su plenitud, no se necesita mostrar un pasaporte sanitario en clubes nocturnos ni restaurantes y la distancia social y los aforos son cosas del pasado.

Los ejemplos mencionados no implican que vayan a replicarse en el país. La pandemia ha demostrado que golpea a cada país de formas distintas, un claro ejemplo es el pronostico errado sobre el avance de la variante Delta en el país pese a que se alertaba que sería la predominante en estas fechas.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR