Fuera de juego

“Maradona es una de las peores personas que he conocido en mi vida”

En declaraciones radiales el protagonista arremetió contra Diego y reveló conversaciones privadas que hasta el momento no habían salido a la luz

sábado 25 de abril de 2020 - 5:52 pm

Treinta años se van a cumplir y aún quedan secuelas de aquella final que tuvo a la Argentina a punto de conseguir su tercera estrella mundial. Hablamos de la final de Italia 90, donde la selección de Carlos Bilardo cayó 1 a 0 ante Alemania por un polémico penal que tradujo en gol Andreas Brehme.

El que rememoró aquel partido fue alguien no muy querido por el futbolero argentino: Edgardo Codesal. El uruguayo, radicado en México desde hace más de 40 años, donde trabaja como médico, brindó una extensa entrevista en su país natal donde aseguró que podría haber expulsado a Diego por haber lanzado insultos mientras se cantaba el himno.

“Podría haberlo expulsado por los insultos. Lo contemplé por lo que era como jugador… ¿Cómo persona? Se me hace una de las peores personas que he conocido en mi vida”, sostuvo el ex colegiado.

El árbitro internacional ya retirado reveló conversaciones inéditas que tuvo con “Pelusa” minutos antes de que comience a rodar la pelota.

“En el momento del sorteo cuando todo el estadio insulta el himno argentino, que hasta a mí me dolió, le dije a Maradona: “Diego, tranquilo. No pierda la cabeza, muestre qué clase de jugador es usted, tiene 90 minutos ahora para demostrar y sacarse esta espina del himno”. Y… “No, estos hijos de…”. ¿Usted no quiere entender que yo por lo menos tengo cierta simpatía para que usted esté tranquilo? Con permiso, vamos a sortear y que sea lo que Dios quiera.” 

Y, al mismo tiempo, rememoró otra anécdota durante el choque de fase de grupos contra la Unión Soviética de aquel entonces: “Fui cuarto oficial y voy al vestidor porque FIFA me pedía. Le digo a Carlos Bilardo “hay que salir porque sino la FIFA les va a meter un multón”. Me responde: “No, no sé si Diego sale en el segundo tiempo”. Diego lo oye y estaba sin zapatos, sin nada. Tenía el tobillo como un balón de fútbol. “¿Que no salgo? ¡Me vendan así! La pierna, se la vendan, 90 grados, rígida. Se pone los zapatos y en el segundo tiempo fue el mejor jugador de la cancha. Ese era el jugador… Afuera de la cancha, como persona, vuelvo a decir: una persona muy desagradable”, cerró.

COMENTARIOS