El enojo de los famosos

Nacha Guevara: “Los viejos somos más desobedientes que los jóvenes”

"Hay que ser cuidadosos con el enano fascista, porque hay que ver cómo queda la vida nuestra después de la pandemia... ¿Va a quedar un control sobre nuestras vida?", se preguntó la actriz

lunes 20 de abril de 2020 - 8:56 pm

“Estoy encerrada hace más de un mes. Me llevo bien con eso porque hace muchos años que vivo sola y estoy acostumbrada a estar sola. Y además me llevo bien conmigo. Tengo mis días buenos y otros no tanto, pero también tengo muchas herramientas para utilizar en esos días tormentosos”, contó este lunes Nacha Guevara en Hay que ver , al ser consultada sobre cómo sobrelleva el aislamiento social preventivo y obligatorio.

Sin embargo, la actriz no dejó pasar la oportunidad para expresar su disconformidad con las medidas tomadas por el gobierno de la Ciudad que, a partir de hoy, busca restringir la circulación de los mayores de 70 años: “Cuando lo escuché me hirió, de algún modo porque si hay algo que valoro en la vida es la libertad. Me cayó fatal. Y después traté de llevarlo a otro lugar positivo, como suelo hacer. Pero eso no cambia que me parece que es una decisión equivocada“, aseguró.

 

Los que tenemos más de 70 años hemos aprendido que la vida no es eterna y somos mucho más cuidadosos que otras personas. En cambio, las personas más jóvenes son más irresponsables. Por otro lado, entiendo que en este momento de crisis todos trabajan con mucha presión y poco tiempo y pueden meter la pata. Pero si la meten, hay que sacarla. Los viejos somos más desobedientes que los jóvenes. Además, quiero remarcar que hay que ser cuidadosos con el enano fascista, porque hay que ver cómo queda la vida nuestra después de la pandemia… ¿Va a quedar un control sobre nuestras vida?”, reflexionó. “Ojala esto sirva como un desafío para ser mejores de lo éramos cuando entramos a la crisis. Es mi deseo”.

Guevara estaba protagonizando La gran depresión en el Multitabaris cuando se declaró la pandemia y está preocupada: “Los artistas vamos a ser los últimos en reincorporarnos al trabajo. Pero, al mismo tiempo, estamos acostumbrados a vivir en la incertidumbre. Lo que no sabemos es cómo ni cuándo ni dónde termina esto. Preocuparse es imaginar algo que no querés que suceda. Cuando me encuentro en esa área, trato de traerme de vuelta a un lugar que me haga sentir mejor. Es lo único que podemos hacer. Esta es una oportunidad de enfrentarnos con nosotros mismos y saber qué deseamos. Uno puede ver el aislamiento como una calamidad o una oportunidad”, aseguró.

COMENTARIOS