Judiciales

Por el coronavirus: el Gobierno pidió la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime

Antes de la pandemia Jaime había pedido su prisión domiciliaria debido a que había tenido un intento de suicidio, por sus condiciones de salud y para cuidar a su madre en Córdoba. Había sido rechazada

domingo 19 de abril de 2020 - 7:04 pm

El Gobierno, a través del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, presentó un escrito a la Cámara Federal de Casación Penal donde pidió la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, detenido actualmente en la cárcel de Ezeiza.

Según informó Infobae, la presentación, firmada por Pietragalla y por Mariano Przybylski, director Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional de la secretaría de Derechos Humanos, se realizó en carácter de “Amicus Curiae” y para respaldar los solicitado por Jaime.

Los funcionarios del gobierno nacional hicieron la presentación, donde establecieron que “esta Secretaría de Derechos Humanos de la Nación cuenta con un interés legítimo en que se le otorgue la prisión domiciliaria al Sr. Ricardo Raúl Jaime, toda vez que en caso de que persista su detención intramuros, el Estado argentino podría ser responsable internacionalmente por la violación de las obligaciones asumidas relativas a la libertad de las personas, a su integridad psicofísica, la salud y la prisión humanitaria de las personas privadas de su libertad…”.

Jaime tiene 65 años. Está condenado en varios casos de corrupción. El primero por robar pruebas en un allanamiento. El segundo por haber admitido cobrar coimas de empresarios a los que debía controlar. El tercero es la Tragedia de Once. En diciembre de 2015 el Tribunal Oral Federal 2 lo condenó por su responsabilidad en el choque del tren del Ferrocarril Sarmiento.

Por la acumulación de las tres condenas por corrupción, Jaime deberá estar detenido hasta el 4 de octubre de 2026 ya que su pena a ocho años de prisión por la Tragedia de Once fue confirmada por Casación en octubre de 2018.

Hasta el momento del comienzo de la ejecución de la condena por la Tragedia de Once, Jaime había estado poco más de dos años detenido con prisión preventiva por la causa de la millonaria compra de trenes en desuso. Ese caso está en juicio oral y público: en un mismo debate se lo acusa de enriquecimiento ilícito, de una defraudación en el ferrocarril Belgrano Cargas y del uso de dos autos públicos para su beneficio particular.

La Secretaría de Derechos Humanos compara el caso de Jaime con el de la dirigente jujeña Milagro Sala: “En estos últimos años, la Argentina ya fue advertida por el sistema internacional de protección de los derechos humanos. En una resolución del 23 de noviembre del 2017, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) tuvo que intervenir mediante el dictado de una medida cautelar ante la violación de derechos humanos del Estado argentino, al expedirse sobre la prisión de Milagro Sala y la denegatoria del Poder Judicial de otorgarle la prisión domiciliaria frente a su delicado estado de salud, al igual que en el caso del aquí imputado”, señala el escrito.

Para pedir la domiciliaria del primer ex funcionario kirchnerista que admitió recibir coimas, la secretaría de Derechos Humanos de la Nación argumentó que “…cuando existe un riesgo para la salud física o psíquica de una persona privada de su libertad, la prisión domiciliaria es la solución que permite el ordenamiento jurídico para preservar el derecho a la salud y a la vida de la persona condenada, quien conserva todos sus derechos constitucionales inalterados, salvo el de la libertad ambulatoria. Asimismo, resulta pertinente resaltar que la condena por la cual Ricardo Jaime permanece detenido no se encuentra firme al día de la fecha, quedando aún pendiente un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Atento ello, toda detención previa a una sentencia firme solo puede ordenarse (y mantenerse) cuando se configuren los riesgos procesales establecidos en la ley de rito y en el derecho internacional de los derechos humanos”.

La decisión sobre la prisión domiciliaria de Jaime debe ser resuelta por la Sala III de la Cámara Federal de Casación que está integrada por Eduardo Riggi, Liliana Catucci y Juan Carlos Gemignani. Aunque debido a la situación generada por la pandemia la integración de la Sala puede variar debido a la feria judicial establecida por el coronavirus. El fiscal es Raúl Pleé y la audiencia virtual se realizará mañana.

COMENTARIOS