Coronavirus

La extensión indefinida de la cuarentena puede causar traumas psicológicos

Un grupo de psiquiatras de la universidad inglesa de Londres, King's College, realizó un estudio sobre las consecuencias psicológicas que puede traer la indefinida extensión de la cuarentena, tanto en los ciudadanos como en el personal de salud.

viernes 17 de abril de 2020 - 10:58 am

Un estudio publicado por el King’s College de Londres analiza los comportamientos de las personas sometidas al aislamiento obligatorio y advierten que la extensión indefinida de la cuarentena puede causar traumas psicológicos severos en la población.

La prestigiosa universidad de Londres realizó un análisis sobre las últimas crisis sanitarias que se produjeron en el mundo, como el actual Coronavirus en Wuhan en diciembre del 2019, la del SARS en China y Canadá en 2003 y el Ébola en África en 2014.

“Restringir la duración de la cuarentena por un período razonable de incubación y no adoptarla de manera preventiva minimiza el efecto en las personas. Los estudios evidencian la importancia de que las autoridades cumplan con los períodos de cuarentena que recomendaron y no la extiendan”, explica el estudio.

Uno de los papers analizados por los psiquiatras de la universidad detalla que el personal médico también sufre las consecuencias del aislamiento. Para explicar esto, aborda la crisis del SARS: tras permanecer 9 días en cuarentena y estar en contacto con pacientes infectados, los médicos que fueron analizados presentaron síntomas de stress agudo.

“El personal en cuarentena era significativamente más propenso a reportar agotamiento, desapego de los demás, ansiedad al tratar con pacientes febriles, irritabilidad, insomnio, poca concentración e indecisión, deterioro del desempeño laboral y resistencia al trabajo o consideración de renuncia”, puede leerse en la publicación.

El estudio analiza varios aspectos del deterioro de la vida social de los médicos post cuarentena, entre ellos el financiero y hasta en la alimentación por no recibir las provisiones adecuadas durante el aislamiento social. Pero uno de los mayores inconvenientes que atravesaron los profesionales de la salud que fueron puestos en cuarentena fue la estigmatización de sus vecinos y conocidos.

“En una comparación de médicos en cuarentena versus los que no estaban en cuarentena, 9 participantes en cuarentena fueron significativamente más propensos a reportar estigmatización y rechazo de la gente en sus vecindarios locales, sugiriendo que hay un estigma que rodea específicamente personas que habían sido puestas en cuarentena. Participantes en varios los estudios informaron que otros los estaban tratando de una forma diferente: los evitaban, les retiraban invitaciones sociales, los trataban con temor y sospecha, y les hacían comentarios críticos”, explica el estudio.

En Argentina se instaló el debate sobre cuánto tiempo podría resistir la población una cuarentena con fuerte impacto económico. Según informaron desde el gobierno porteño, la congestión aumentó un 17% respecto a las mediciones de la semana pasada y son cada vez más los sectores económicos que están regresando al trabajo, de forma clandestina.

El estudio también detalla el rol de los medios de comunicación, a los que les atribuye una “poderosa influencia” cuyos “titulares dramáticos” contribuyeron a “estigmatizar actitudes en el pasado”. Al respecto, el artículo “subraya la necesidad de que los funcionarios de salud pública den mensajes claros y enunciados de manera efectiva para que la población afectada tenga un entendimiento adecuado de la situación”.

COMENTARIOS