Salud

Cómo limpiar los auriculares paso a paso

Eliminá toda la suciedad y bacterias con estos productos caseros

viernes 24 de abril de 2020 - 7:29 am

Por su uso continuo, los auriculares se ensucian y pueden resguardar muchos organismos y bacterias, debido a la acumulación de cerumen o suciedad. Con dedicar unos minutos al día, podrás eliminar toda la mugre para evitar infecciones o problemas de salud.

Tanto los inalámbricos como los alámbricos, requieren técnicamente los mismos cuidados, ya que acumulan polvo y mugre en sus rejillas y superficie. Una vez que cuentes con el trapo, hisopo, agua, alcohol, podrás limpiarlos así:

1- Desconectalos. Remové las gomas de los auriculares y la espuma que cubre la rejilla, en caso de ser intra-aurales (los comunes usados en móviles).

2- Poné tus auriculares bocabajo, para evitar que el agua o alcohol entren.

3- Mezclá agua con jabón y humedecé un trapo seco.

4- Usando movimientos suaves, pasá el trapo sobre las superficies duras, como los cascos y cables.

5- Luego, tomá un hisopo seco y pasalo en las rejillas para remover el exceso de cerumen o suciedad. No es conveniente mojarlo, porque pueden deteriorar el interior del auricular y dejar residuos de algodón en la rejilla.

6- Podés usar, igualmente, un cepillo de dientes viejo y seco para limpiar las rejillas con movimientos suaves que ayuden a remover el exceso de mugre. Si te resulta mejor y ves mucha suciedad en sus agujeros, podés usar una aguja para limpiar con mayor precisión cada rejilla.

7- Dejá los auriculares sobre una toalla seca para que se seque la humedad.

8- Guardalos en el estuche correspondiente.

Siempre es importante usar poca cantidad de agua con jabón, así como alcohol o desinfectante, porque el exceso dañará los auriculares.

Para los inalámbricos necesitarás un paño suave, preferiblemente de lana, para que no desprenda pelusa que obstruya el sonido. En su defecto, podés usar toallitas húmedas o hisopos. Usá una sustancia sin colorantes que puedan dañar la superficie, como es el caso de los shampoos, detergentes u otros.

Estos son los pasos a seguir para limpiar auriculares del iPhone u otros inalámbricos:

1- Tomá un paño y humedecelo con un poco de agua limpia o alcohol isopropílico (también se puede usar una toallita desinfectante o un hisopo humedecido).

2- Poné los auriculares bocabajo, en dirección al suelo, para evitar que le entre humedad.

3- Pasá el trapo en las superficies duras (el casco del dispositivo) y hacelo con movimientos suaves.

4- Con otro hisopo seco, limpiá la malla del micrófono y el altavoz. Tener cuidado para no dañar estas partes.

5- Evitá mojar la rejilla, porque puede afectar el sonido y dañar el auricular por completo.

6- Pasá un paño seco para quitar la cantidad de humedad que haya quedado.

7- Dejalos secar sobre una toalla.

8- Guardalos en el estuche una vez estén secos.

Algunos no son a prueba de agua, por lo tanto, no debés sumergirlos en sustancias líquidas, porque podrían dañarse definitivamente. Asimismo, esperar a que estén completamente secos para usarlos. Si no lo hacés, la batería recargable se puede dañar, así como otras de sus funcionalidades.

Si vienen con almohadillas o gomas, retiralos y limpialos por separado. Esto se realiza con los mismos objetos de limpieza que usás para los auriculares, pero su procedimiento es diferente:

1- En un recipiente mezclá un poco de agua tibia con jabón líquido y un poco de antibacterial. La temperatura del agua te ayudará a desprender la suciedad con facilidad.

2- Una vez hayas removido las gomas de tus auriculares, sumergirlas en el recipiente y moverlas unos instantes.

3- Cuando hayan reposado unos 10 minutos aproximadamente, sacalas del recipiente y limpialas con un cepillo de dientes pequeño o un hisopo para remover la suciedad.

4- Podés mojarlas debajo de la llave para sacar el jabón.

5- Dejalas secar en una superficie seca o secalas con un trapo seco.

6- Cuando estén completamente secas, colocalas de nuevo en los auriculares.

Fuente: Un cómo

COMENTARIOS